Crítica: Entre gatos universalmente pardos

Documental sobre la vida de Salvador Benesdra, estrenada en el cine Gaumont a partir del 28 de febrero.

El trabajo de investigación y guionado es de Ariel Borenstein, Damián Finvarb. Para escribir la biografía, es una tarea dura, porque es escarbar en los fragmentos íntimos que componen el todo que hace sobre la vida y obra de una persona. Porque identificarlo como periodista, militante gremial, escritor, psicólogo, traductor, es contar de una descripción abreviada de la cual nos permite deducir a un individuo multifacético que lejos está de dejar que la vida transcurra en la otra vereda.

Entre gatos universalmente pardos, es una documental que encierra tres historias, en paralelo. Una encontrarse con Salvador, que hablaba 6 idiomas y que logró darle forma a su primer novela de alrededor de 500 páginas, titulada El Traductor, a la cual le puso todas las fichas, porque la novela, según los más cercanos, fue engendrar el hijo que nunca tuvo.

El segundo relato, es la mirada de sus colegas, amigos, cronistas quienes lo muestran desde el vínculo, de haber compartido sus ideas. Un entorno que lo admiró, lo tildó de romántico, por momentos y que nadie de ellos pensó que pudiera terminar su vida, suicidándose al tirarse del piso 10 de su departamento, el día 2 de enero de 1996, a los 43 años.

El tercer relato, el más fuerte, por la carga emocional, es narrar sobre Salvador, que también está escribiendo su propia vida, sufriendo de los avatares en el contexto del mapa cultural, político, económico de los años 90. Gracias a la tecnología, podemos ver a un Salvador Benesdra, auto-grabándose en ese piso 10, deprimido, auto-psicoanalizándose. El hombre, que pasó por cosas, como el hecho de pertenecer a ideologías de izquierda, trabajando en el diario Página 12, siendo el delegado gremial, no pudo evitar las convulsiones del momento, lo terminan despidiendo a él y a varios de sus compañeros. Un hombre que se decepciona porque el diario de izquierda, el que defendía supuestamente, al obrero, termina teniendo patrones, que se niegan a dar aumentos y a pagar indemnizaciones. Herido en sus convicciones, al caer el muro de Berlín, militante en el Partido de Política Obrero y luego se afilió al Partido Obrero. Un escritor, donde también hay un sello propio argentino, en donde su primer novela El Traductor, en su momento le fueron cerradas todas las puertas para su publicación, alegando que era una obra, que no fallaba en la calidad sino en no ser perfilada por los editores como un producto de difícil comprensión, lo que impedía comercialmente ser considerada.

Nunca sabremos, cuáles fueron las causas para tomar una decisión drástica, como no podemos decir a ciencia cierta, si fue el país que desperdiciaba el potencial de un profesional en el periodismo, un escritor que dejó una novela inconclusa, donde incursionó en un relato que tiene puntos innegables con la realidad actual. Es un rasgo característico de la Argentina, donde muchas figuras el reconocimiento, les llega post-mortem. Son buenos pero pasan por el castigo de verse privados, del reconocimiento público en vida.

La documental es llevadera, la investigación se centra en entrevistar a allegados, amigos, ex-esposa, y gracias a la tecnología, el mismo se auto-filmaba, hablándole a la cámara, exponiendo sobre lo que pensaba, demostrando a partir de fotos, ese hombre las pupilas se le van apagando, reconociendo su ex-pareja, que vivieron momentos donde se vió obligada a internarlo, por desórdenes sicológicos.

La historia está correctamente hilvanada, el afecto y cariño de muchos de los entrevistados perdura a pesar del paso del tiempo. Una película, de excelente fotografía.

Cuando terminó la documental no pude evitar de pensar que hubiese pasado, si ese hombre hoy estuviera entre nosotros, la cantidad de novelas que hubiese publicado, las conferencias que hubiese dado, las búsquedas internas para con la capacidad de resiliencia poder continuar con el paso del tiempo, tal vez lo hubiese esperado el hijo, mezclando realidades con ficción, la de Román en la primer novela, con las propias.


Ficha técnica

  • Actores:
    Oliverio Torre,
    Ernesto Tenembaum,
    Elvio Gandolfo,
    Silvia Plager,
    Daniel Divinsky

    .

  • Directores:
    Ariel Borenstein,
    Damián Finvarb

    .

  • Guionistas:
    Ariel Borenstein,
    Damián Finvarb

    .


    Calificación: 6/10

Diana Decunto
consignas.de.radio@gmail.com

.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s