Reseña: Chin-Gu Containers

Por Daniel Alvarez 

El estreno de Chingu Containers empezó despertando polémica a través de las redes sociales. Cómo promoción de esta nueva experiencia, se había lanzado en un portal inmobiliario reconocido, que parte del Konex se encontraba en alquiler. Esta noticia no tardó mucho en causar revuelo en Twitter con el hashtag #KonexEnAlquiler, pero no era lo que parecía, ya que se trata de una experiencia de teatro inmersivo que parte de una premisa bastante interesante.

IMG_20190331_115044.jpg

Aparentemente una empresa llamada Chingu Containers ha alquilado parte de las instalaciones de ciudad cultural Konex, y en los horarios que la empresa no funciona, la señorita Chin Gu subalquila los contenedores vacíos ubicados en el lugar para organizar actividades clandestinas de dudosa legalidad. Es así como inicia está propuesta de teatro inmersivo que propone tres tipos de encuentros.

Una vez ingresa el público en la función, todo puede resultar bastante confuso. Estamos en una especie de galpón, encerrados y fuera de conexión con el exterior. Allí aparecen un serie de trabajadores, algo alterados y en movimiento, todo por la aparición de la señorita Chin Gu. Luego de eso, separan al público según el tipo de entrada con la que cuentan, ya que actualmente existen tres experiencias distintas para que la gente se introduzca en estas actividades de dudosa legalidad. Las experiencias disponibles son: El Club, La Graduación y La Paciente

Nosotros tuvimos el placer de experimentar  La paciente, y su premisa es la siguiente.

Cuando un profesional quiere ayudar a su paciente, ya probó todo lo imaginable y nada funcionó, se empiezan a considerar alternativas poco convencionales y arriesgadas, pero la desesperación es una mala consejera. El doctor Heredia pide a sus colegas que lo acompañen a salvar a una persona. O quizás a toda la humanidad. Está propuesta nos convierte a todos en terapeutas, con guardapolvo puesto, entramos en el container para intentar hacer funcionar el tratamiento con esta peculiar paciente. De este modo el espectador tiene que encontrar la manera de ganarse la confianza de la paciente, donde en esta ocasión tuvimos que cantar, bailar y hacer todo lo posible para que ella responda. En este juego con el público, hay que reconocer el buen trabajo actoral tanto del doctor como de la paciente, ya que se encuentran obligados a trabajar con la improvisación, debido a la interacción con la gente y las distintas respuestas que puedan tener.

Chin Gu Containers es una propuesta alternativa, interesante por su premisa y que obliga al espectador ser participativo en esta experiencia clandestina. Podemos destacar el trabajo de todos los que forman parte de este espectáculo, ya que han logrado brindar algo inmersivo y a su vez muy entretenido. Y como plus, al final podremos tomar una copa de vino o champagne y sacarnos una foto con los integrantes de esta más que interesante experiencia.

Funciones:

  • 28, 29 y 30 de marzo. 4, 5 y 6 de abril.
  • Entradas: $500
  • Sala Galería
  • No es recomendable para menores de 14 años (solo podrán ingresar acompañados por un adulto responsable)
  • No se suspende por lluvia

Ciudad Cultural Konex

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s