Reseña: Petróleo

Por Agustín Arosa 

Petróleo es un éxito, así dicho sin rodeos, así sonando con la sorpresiva inmediatez de un ¡eureka!, ¡caso cerrado!, ¡último momento!, y comenzar por una suerte de conclusión tiene mucho sentido: sus efectos no pueden esperar.

4299 Petroleo Piel de Lava CTBA  Foto Carlos Furman.jpg

La quinta obra del grupo “Piel de Lava”, reestrenada en esta ocasión en el Teatro San Martín, viene a mantener e incluso innovar la intensidad creativa y espectacular de la trayectoria grupal que Carricajo, Correa, Gamboa y Paredes han cultivado. En ella, 3 trabajadores petroleros verán transformada su rutina (y algo más) por la llegada de un cuarto, suscitando de este modo las más interesantes situaciones.

Usted dirá que argumentos así sobran; yo diré esto: petróleo es un éxito, y es justo decir por qué. Uno, deben resaltarse las formas de organización y realización al interior de “Piel de Lava” caracterizadas por relaciones horizontales donde los roles se habitan y no se perpetúan, dando como resultado un teatro de experiencia total, recorrido por todas sus esquinas. Dos, el tratamiento de la forma y las actuaciones son admirables en su producción de texturas, todo allí es un suceso provocador e interesante. Tres, la pieza no es indiferente a las tensiones de su tiempo y halla en el género y su construcción un material que le da vida. Ahora bien, por supuesto que las formas de organización horizontales en la construcción teatral no son nuevas, como tampoco es un asombro que las mismas alimenten o se reflejen en la estética de la pieza o se comprometan socialmente; lo invaluable de petróleo es otra historia: su potencia política y dramática, para la política y para el drama.

En medio de lúcidos y necesarios debates en torno al género, la obra de “Piel de Lava” viene a mostrarnos no una respuesta, sino una alternativa concreta a la pregunta sobre la problemática construcción de masculinidad. Ni reflejar, ni aludir, ni dejarse afectar, ni portar la voz de su tiempo, ni todo ese blablá al que una y otra vez se busca reducir la participación política del teatro, sino a proponer entre tantas preguntas, a decirnos “aquí hemos construido con herramienta marginal porque lo demuestra con hechos, para colmo, dramáticos. Y por medio de este acto militante del que la coyuntura se enriquece, también el teatro agradece, porque se ha desplazado la pregunta del “qué” al “cómo”. Entonces, cuando al experimentar “Petróleo” preferimos preguntar cómo lo lograron en vez de qué quisieron decir, las políticas grupales, sus procedimientos, dejan de ser la cocina o el dato de color y su visibilización es ya la obra. El resultado es el mismo procedimiento político como criatura viva.

Experimentar petróleo es más que una sugerencia, debiera ser al menos un compromiso, en esta obra un grupo de mujeres en vez de esperar todas las preguntas han elegido un hacer impostergable. Tan impostergable como la lúdica de un ejercicio teatral. Así es la conclusión: sus afectos no pueden esperar.

Las funciones se ofrecerán de miércoles a domingos a las 20.30 hs, hasta el domingo 31 de marzo.
Platea: $280. Día popular (miércoles y jueves): $140.
Duración (aproximada): 80 minutos.
Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s