Análisis: The red Strings club para Nintendo Switch

Por Matías Dinardo @matidinardo

“The Red Strings Club” es un juego de la empresa española Deconstructeam que plantea una muy interesante narrativa. Es un gran relato de ciencia ficción futurista, dentro del subgénero cyber-punk y por momentos funciona como un mega revival de los juegos gráficos que basaban su fuerte en los diálogos para hacer avanzar la historia.

red-strings-club_1.jpg

Como el título lo indica, este es el “club de los hilos rojos”, es decir que la historia se bifurca hacia distintos lares según nuestras decisiones. Además, es el nombre del bar donde la gente va a ahogar sus penas y sacarlas a la luz. La trama gira alrededor de tres personajes (a los que usaremos a lo largo del juego) una androide con emociones llamada Akara, un camarero taciturno sin implantes y que además es broker de información llamado Donovan y un hacker neuronal llamado Brandeis. Estos dos últimos son pareja y la verdad no es común ver parejas de hombres en videojuegos y que además, no son para nada estereotipados. Incluso en un momento hay que averiguar el antiguo nombre de un personaje que se cambió de género. El juego marca tendencia a correrse de lugares comunes y esto se agradece, ya que funciona como para abrir cabezas (¿hackear cabezas?). Entonces, como decía, Brandeis es hacker neuronal, muchas personas en esta sociedad tienen implantes que ordenan sus organismos cual computadoras y así pueden controlar sus emociones y pensamientos. Y acá es donde aparece la trama conspirativa con una corporación llamada Supercontinent Ltd, que quiere implantar el Bienestar Psíquico Social a toda la humanidad, incluso a los que no llevan implantes.

840_560.jpg

Es muy interesante el planteo moral y ético llevado a cabo por el juego y como nuestra opinión y decisiones importan, ya que el juego nos devolverá planteos que nos harán generar muchas preguntas. De hecho los hilos rojos son una excusa para hacernos dudar de nuestras propias decisiones.

¿Es ético controlar la ira, la depresión o el miedo? ¿Sirve la tristeza? ¿Qué pasa si con un botón pudiéramos evitar todos los asesinatos y suicidios del mundo? Porque una cosa es control mental y otro el social, ¿no? ¿O van de la mano? No sé las respuestas tan fácilmente, aunque la cuestión es que este juego/historia nos hará filosofar de lo lindo sobre nuestra humanidad y las sociedades que conformamos.

The-Red-Strings-Club-780x405.jpg

Las dinámicas de juego son más o menos simples y son tres: haremos implantes con un torno, prepararemos bebidas especiales y llamaremos por teléfono de línea (sí, en el futuro). Son interesantes y a veces algo complicadas, pero no son el fuerte de la obra.

Este juego es muy recomendable para todo el que le agrade las historias bien planteadas de ciencia ficción y las elucubraciones sobre el futuro con muchas y muy buenas aristas.

TRSC-imagen-destacada-critica-startvideojuegos.png

Lo mejor:

– Definitivamente la historia. Tené en cuenta que pasás más tiempo leyendo que cualquier otra acción.

– Pixel-art muy bien logrado.

– La mecánica “Elige tu propia aventura realista” le sienta bien.

 

Lo peor:

  • A veces se torna algo aburrido por el “trabajo” que implica resolver el juego
  • Cuesta delinear fácilmente ciertos personajes a simple vista.
  • Los controles de la Nintendo Switch no son ideales.

 

Calificación 8/10

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s