Crítica: Una chica invisible

Por Rodrigo F. Ruíz

Sobre las dificultades de volverse invisible
En estos tiempos en que nuestras vidas cada vez más son pantallas, tiempos de red como telaraña, de soledades conectadas, de distancias, el filme “Una chica invisible” de Francisco Bendomir, estrenada esta semana en el BAFICI, llega como una de esas obras que al tocar temas tan actuales son interesantes a priori.

IMG_20190414_104519.jpg
Existe una inquietud compartida socialmente y a esta inquietud, a esta molestia, a este choque en las formas de relacionarse, la película responde con el humor. Comedia dramática, ya que en tono ligero se pone en juego la vida de los protagonistas, el voyeurismo ( pasión de la contemporaneidad) se pone en cuestión, es que lo que vemos ( y ve el protagonista ) al otro lado de la pantalla son un conjunto de tragedias individuales.
Los minutos iniciales del film son ilustrativos en cuál será el tono y el ritmo del audiovisual. Vemos un intento de suicidio pero la suicida para lograrlo mira un tutorial en you tube. Vemos a una niña que juega con un cuchillo, el accidente será festejado, ya que al estar grabandose, el numero de visitas a su canal se incrementa. Este es el terreno del film, entre la tensión, la puesta en riesgo de los personajes y la banalidad, la liviandad de lo actual.
“La chica invisible”; como no podía ser de otra forma, se desarrolla en espacios cerrados, donde cada uno de los protagonistas tiene su lugar diferenciado, característico. Hay un trabajo importante de la dirección de arte en este aspecto. Al cada personaje tener su propio lugar se elabora un tratamiento particular de la soledad en que habitan. Pensandolo es un film que prácticamente carece de planos conjuntos, cada personaje tiene su encuadre, su arte, y permanece aislado del resto. Esto se esclarece por contraste, cuando vemos el desayuno entre padre e hija, y este si, se nos muestra con ambos personajes en cuadro, lo que se marca, lo que notamos es la distancia entre ellos, un desayuno sin mirarse, un desayuno frente a pantallas. Este énfasis en la desconexión, en la mediación en las relaciones abunda en la película siempre tratado desde el humor.
En síntesis, el film cuenta con grandes actuaciones, un buen ritmo y logra despertar risas. En épocas de transparencia obligatoria, de completa visibilidad, la chica invisible logra entretener reflexionando sobre las dificultades del volverse invisible.

Calificación: 8/ 10

FICHA TÉCNICA
Guion y Dirección: Francisco Bendomir
Producción: Vanesa Weimer, Francisco Bendomir
Director de Fotografía: Mariano de Rosa
Dirección de Arte: Luis Montoya
Sonido: Fernando Ribero
Música Original: Pablo Crespo
Duración: 80 minutos
Género: Comedia/Drama
Año: 2019
Idioma/s: Español | Japonés
País de Origen: Argentina

ELENCO
Andrea: Andrea Carballo
Daniel: Javier de Pietro
Mauro: Pablo Greco
Juana: Lola Ahumada
Diógenes: Leandro Martín López
José: Claudio Torres
Andrea Niña: Rory Widd
Daniel Niño: Lennon Acero
Cacariana: Amancay Kazgudenian
Arcel: María Rosa Fugazot

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s