Crítica: Notti magiche

En su temporada Nro 66, Cine Club Núcleo en el Espacio INCAA – Cine Gaumont, nos sigue trayendo un cine, independiente y europeo, al que tan bien acostumbrados nos tiene.

Notti magiche, es un film italiano dirigido por Paolo Virzì, año 2018, con Mauro Lamantia, Giovanni Toscano, Giancarlo Giannini, Ornella Muti. Traducido “Notti magiche” significa noche mágica, y fue tal cual lo que a mí me pasó en la función del lunes 11 de junio.

Es una película que plantea crisis existenciales sobre lo que ha pasado con la filmografía con la decadencia en todos los sentidos, con pasar facturas. Decía que me hizo vibrar porque recordé ser adolescente, suspirar por una hermosa mirada, ojos azules, de Giancarlo Giannini, cuando hacia sus primeras armas, con películas junto a la directora von Trotta, una vanguardista en aquella época de las banderas del feminismo y vuelvo al 2019 donde pinto canas, Giannini también, junto a otro gran director del cine italiano como Paolo Virzi.

La trama de la película apunta a una investigación ante un supuesto asesinato o no, de un productor cinematográfico. Su muerte como consecuencia que cae su auto en las aguas del río Tíber, y nadie le presta la atención, porque justo se dirime en la TV, la capacidad de italiana, para continuar compitiendo o no en la final del mundo, el partido es contra Argentina, futbolísticamente en ese partido juega el nro. 10 de la selección Diego Maradona.

Se inicia, la investigación, la policía interpela, desde un mundo muy particular, porque a medida que los sospechosos, tres jóvenes aspirantes a guionistas, van contando su versión de los hechos, el policía les va enrostrando todos los errores que considera que cometen los guionistas, se transforma más en un juez del cine italiano, se habla del desplazamiento que sufre la actividad cinematográfica por culpa de la TV, como estos jóvenes pretenden liberar responsabilidades, alegando su inocencia y acusando a la “herencia” de las generaciones pasadas y así una historia con prostitutas, exceso de drogas y sensación de fracaso.

Un elenco sólido, un director de amplia experiencia, una película para caminar Roma junto a Ornella Mutti, otra ex famosa de la filmografía junto a Giannini, que será siempre ese hombre más bien bajito, con una mirada cautivadora, que hoy discurre sobre la decadencia del cine italiano, evocando la época de oro de Fellini y dejando a relucir que Fellini hubo uno solo.

Calificación 7/10


Diana Decunto Inboxmatutino@gmail.com

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s