Crítica: Pesadilla al amanecer

Por Gonzalo Borzino
Tras la misteriosa muerte de su hermano, Sveta (Alexandra Drozdova) comienza a tener pesadillas vividas y perturbadoras, las cuales la terminan forzando a buscar tratamiento en un instituto de somnología. Sveta participará de un experimento de sueño lucido colectivo donde, junto a otros tres candidatos, entrará en un mundo onírico buscando calmar sus síntomas, pero encontrará que sus sueños no son tan inofensivas como le habían hecho creer.

img_20190613_1213184673269474075338214.jpg
Presentándose como la opera prima del ruso Pavel Sidorov, Pesadilla al amanecer (Rassvet) resulta un thriller de terror con muy pobre ejecución. Los momentos donde más se luce son algunos planos simétricos durante las etapas previas del experimento, donde se hace uso de la atmosfera para generar una tensión bastante decente. Es, a su vez, el cuarto largometraje de género de su escritor Evgeny Kolyadintsev (Diggery, Spoiler), quien lamentablemente toma una postura en extremo expositiva, donde los personajes relatan de forma literal sus relaciones, sentimientos y conflictos, logrando que estos parezcan poco naturales.
La actuación general es bastante regular, pero Alexandra Drozdova, la actriz protagónica, deja en demasiada evidencia su carencia de experiencia. Según su perfil de imdb este sería su primer trabajo audiovisual registrado, y se haría notar en sus gestos y formas de comunicarse. Sin embargo, no todo el problema recae en ella, habiendo otros actores más experimentados que también parecen fallar en sus ejecuciones, por lo que estimo podría tratarse de una falla de un director inexperto.
Los escenarios, sobre todo los del sueño, tienen una estética muy marcada. En un principio juegan mucho con la simetría, pulcros espacios vacios y líneas rectas, mas luego a medida que se profundiza el sueño, estos cambian a habitaciones grises, sucias, atiborradas de objetos. Esto bien podría representar de forma explícita la psiquis de los personajes, quienes comienzan a explayarse en sus traumas y a obrar en consecuencia.
A pesar de los problemas evidentes, la película logró sorprender con un astuto camino de migajas que llevan a una conclusión parcialmente predecible. Es evidente que sus fracasos son debido a la falta de experiencia de los involucrados, así como la implementación en técnicas demasiado obvias en la narrativa. No voy a sugerir, sin embargo, que el visionado de esta película haya resultado una pesadilla.

Puntuación: 4.0/10.0

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s