Análisis: Furwind para Nintendo Switch

Por Agustín Czyrka

Furwind es un juego de Plataformas Clásico donde avanzar, saltar y golpear enemigos para juntar los diamantes que dejan caer nos mantendrán ocupados toda la aventura.

La Historia:
El juego se nos presenta con mucho potencial con un libro que despliega una historia muy bien narrada, sobre una pequeña aldea que vive en un Gran Bosque y es protegida por los antiguos. Todo era Feliz hasta que Darhún el más poderoso de los antiguos se sintió menospreciado y desplego el poder de las sombras en los corazones de los habitantes del bosque. Sus hermanos lograron capturarlo y lo encerraron en lo más profundo. 1000 Años después un malvado shamán logra liberar a Darhún en busca de poder Y los antiguos deben despertar y buscar al elegido, al Héroes capaz de salvar al mundo de esta creciente oscuridad; ese somos nosotros. Un Zorro anaranjado, llamado Furwind.

El control:
Comienza el juego directamente con un nivel que no logra funcionar bien de tutorial ya que muestra en forma de video el objetivo de cada nivel y el uso de algunos ataques.
El control de Furwind se siente algo incomodo, como si no responde completamente como queremos. Nuestro personaje cuenta con doble salto, un golpe de cola, un golpe de caída y unas bellotas explosivas. Varias de estas habilidades se ven limitadas con una barra de energía que se va gastando con nuestros ataques y esto crea situaciones bastante incomodas. Donde nos quedamos sin energía muy pronto por repetir varias veces el ataque neutral.

Los niveles:
En cada nivel tenemos que encontrar las 2 partes de un medallón dorado. Para activar el portal. Cada parte del medallón dorado esta defendida por un Vice Jefe que tiene repite uno o dos ataques una y otra vez. Y cada nivel tiene repetida la misma pelea dos veces.

El portal nos deja salir del nivel hacia el menú de mapa donde elegiremos pasar al siguiente nivel o hacer retos especiales que encontramos en pergaminos escondidos. Hay dos clases de retos “Liberar de la jaula” a un personaje del bosque. Que es básicamente una pantalla llena de enemigos que hay que derrotar. Cuando el último enemigo muere se abre la jaula y se completa. Cuando liberamos a un habitante del bosque, vuelven a la aldea principal, algunos abren un shop con ítems y mejoras para comprar a nuestro personaje con los diamantes que juntamos. Otros nos cuentan un poco más sobre la historia del bosque.

“Encontrar el Orbe” donde recorremos un nivel hasta encontrar la esfera roja y luego salir del mismo.
Esta secuencia se vuelve muy repetitiva rápidamente, a partir del tercer nivel nos proponen unas cuevas que se exploran utilizando la luz de las luciérnagas que funciona como un temporizador para evitar morir por falta de luz en el nivel.
También hay niveles de pesadillas donde escapamos de las sombras corriendo constantemente para que no nos atrapen. Agregan variedad necesaria pero debido a los controles inexactos tener que repetirlos hasta lograrlos no es una experiencia agradable.

El Arte:
El arte de pixeles está muy cuidado, con un zorro protagonista muy colorido y Las animaciones del personaje son pocas pero buenas. El diseño de algunos enemigos no mantiene esta misma calidad, indefinidos y que repiten variaciones de color para diferenciarlos.

La Música y el Sonido:
Muy agradable, la música es de muy buena calidad y el narrador del principio también suma a la experiencia.
El sonido por el contrario es aceptable pero se vuelve repetitivo y algo molesto. Algunos efectos de los monstruos o saltos logran cansar rápido. Y las “voces” de un sonido repetido de los personajes en las escenas de dialogo también se vuelven tediosas.

Quiero aclarar que en la Nintendo Switch el juego demostró una caída de cuadros severa, que logro que el juego se trabe y me vi forzado a reiniciarlo. Después no volvió a pasar de una forma tan exagerada pero se nota que no corre bien el juego.

Conclusión:
Furwind es un juego que nos recuerda a los plataformas clásicos de la época del Sega Génesis, pero que no logra cautivar y mantener el interés mucho tiempo, Se vuelve repetitivo y algo frustrante al poco tiempo. Debido a la Gran oferta de este tipo de juegos en el mismo rango de precio, solo puedo recomendarlo a las personas que demuestren mucho interés en la cultura Furry o que busquen una experiencia retro con un potencial que falta pulir y optimizar.

Mi nota 6/10

Positivo:
La Música es muy buena
El Arte y los fondos están detallados.
Los Coleccionables y Mejoras que aportan varias horas de juego

Negativo:
Es un juego muy repetitivo
El Port demuestra caídas de cuadros muy notorias
Algunos sonidos y efectos tediosos
Los controles no se sienten precisos

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s