Crítica: El Muñeco Diabólico.

Por Agustín Villegas

La segunda Toy Story del año…

Éste reboot tiene a su favor un dato que pocos conocemos, su guión se basa en el borrador original que Don Mancini hizo para la versión original del film. La idea cuenta con conceptos que el propio creador de la franquicia fue descartando a medida que evolucionaba el desarrollo del guión. Ésto deja en evidencia que la oposición de Mancini con respecto a ésta reinvención fue mas que nada por una cuestión de ego, ya que por su parte se encuentra desarrollando una serie del muñeco diabólico original junto a SyFy con Brad Dourif retornando como Chucky. Otro dato conocido por pocos es que Mark Hamill ya había interpretado al personaje en uno de los sketeches de la aclamada serie cómica ROBOT CHICKEN, segmento que pueden encontrar en Youtube y que nos permitió pispear como el actor iba a tratar al personaje.

Lars Klevberg dirige ésta película que resulta ser solida en todos los aspectos, cualidad que no solo es inesperada para los que le teniamos poca fe a este reboot, sino que es algo que no todas las películas logran dejar en evidencia en sus espectadores. La historia es conceptualmente fiel a la original, la crítica social al consumismo del film original se traduce en una trama que tiene como motor la dependencia de la tecnología, el como los dispositivos conectados a internet acaparan la atención de la sociedad y como simplifican la vida en formas ridículas. La película deja de lado los hechizos y palabras mágicas para mostrar a un Chucky mucho mas realista. En ésta versión no hay un asesino serial que traslada su cuerpo a un muñeco, sino que el muñeco es una entidad aparte capaz de entender y aprender al punto de querer matar con una motivación más compleja que querer poseer el cuerpo de un niño. Éste muñeco malvado tiene un objetivo más romántico con respecto a su dueño Andy, en este caso el solo busca protegerlo de lo que lo daña, busca su aprobación y su cariño, dandole al conflicto un sabor mas complejo que el de la versión original.

Todos parecen coincidir en que el trabajo de Mark Hamill es una maravilla, pero yo honestamente solo sentí que estaba repitiendo su rol como El Joker. Me convenció, pero no me pareció una locura actoral sino que lo tome más como una elección creativa para llevar mas gente al cine. Por otro lado, el resto del reparto hace un trabajo muy groso con sus personajes, los cuales son versiones muy alejadas a las vistas en el film ochentero. Punto a favor la creatividad de los crimenes de Chucky, la producción no escatimó en gore para las mismas. La fotografía es otro de los laburos que me resultaron inesperadamente buenos, la elección de luces y planos para simular la claustrofobia y desesperación ante una criatura tan jodida hizo de la película una experiencia terrorífica, experiencia que ademas se amplifica gracias a la excelencia con la que usaron el contexto contemporaneo de los dispositivos moviles smart. Los productores de ‘IT’ volvieron a demostrar su capacidad de sacar adelante películas de terror de calidad.

La nueva ‘CHILD’S PLAY’ es la traducción actual PERFECTA de aquel clásico de la decada de los 80′. El miedo nos absorbe gracias a la atmosfera verosímil que el director eligió plasmar, junto a un muñeco diabólico diseñado de una forma respetuosa y a la vez moderna. Gran conflicto, buenos sustos, personajes interesantes … no se puede pedir más.

Calificación 8/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s