Reseña: El feo

El martes pasado se llevó a cabo la última función de la obra “El Feo”, propuesta teatral que cuenta con el libro de Marius Von Winstock, y en esta revisión está bajo la dirección de Tatiana Santana. Cuenta una historia, que de forma paródica, cuestiona los cánones de belleza y que implicancia tiene ésta en una sociedad de consumo. La obra mantiene un sentido del humor, que desde el absurdo, logra ser crítico con esta cuestión. Cuenta con grandes actuaciones como la de Roberto Peloni, Laila Duschatzky, Julián Marcove y Pablo Sultani.

Lette es un un ingenioso inventor, pero su último gran descubierto es que es terriblemente feo. Por ese mismo motivo, su jefe decide enviar a un asistente para vender el invento patentado por Lette, ya que le indica que con esa cara no puede vender absolutamente nada. Debido a ello, este personaje decide someterse a una cirugía correctiva, que lo convierte en una persona atractiva y en un producto que resulta comercial a nivel visual. Con un toque de ciencia ficción, esta propuesta se torna crítica con la sociedad de consumo y los prejuicios que se tiene con los estereotipos de belleza, todo ello llevado a un extremo, que si bien puede rozar lo absurdo, su idea encaja perfectamente con aspectos que suceden en nuestra realidad.

La propuesta es llevada a cabo bajo un gran trabajo a nivel actoral, dónde Roberto Peloni se destaca como un protagonista que debe cambiar su registro completamente, aunque su aspecto real sea el mismo durante toda la obra. El mismo es el personaje que es rechazado por su inminente fealdad, pero que al resultar bello para la sociedad se convierte en una persona ambiciosa y que toma provecho de su condición de producto codiciado por el marketing. Todos los actores en escena deben apelar a sus registros actorales para provocar que en la imaginación del espectador denote los cambios de personajes, proyectado con gran efectividad.

En términos escenográficos, la obra se despoja de contar con muchos elementos dentro de escena, pero cuenta con todo lo necesario para recrear cada uno de los escenarios donde la historia se desarrolla. Las luces y los arreglos musicales están minuciosamente trabajados para acompañar a los personajes en un viaje que roza lo absurdo pero que tiene mucho sentido en todo lo que muestra. Destacable el trabajo de dirección de Tatiana Santana, que nos monta una obra concisa en su mensaje y que permite que el público conozca la fuerza con la que cuenta la dramaturgia de Winstock.

Luego de pasar por el cultural San Martín, siguió con una temporada en el reabierto teatro CPM Multiescena. Una obra exquisita con un humor ácido y paródico, que crítica la visión que se tiene sobre la belleza en una sociedad de consumo. A estar atentos si este feo regresa una vez más al teatro, ya que resulta una experiencia recomendable.

Ficha Técnico-Artística:
Autor: Marius von Mayenburg
Traducción: Francisco Díaz Solar
Adaptación: Tatiana Santana
Elenco: Laila Duschatzky, Julián Marcove, Roberto Peloni, Pablo Sultani
Escenografía: Nacho Riveros
Coreografía: Laura Figueiras
Vestuario: Ana Nieves Ventura
Música original: Santiago Otero Ramos
Iluminación: Ricardo Sica
Diseño Gráfico: Facundo Mazzeo
Fotografía: Nacho Lunadei
Máscaras: Cristian Cabrera
Prensa: Mutuverría PR
Producción: Gabo Baigorria y Romina Ciera
Asistente de dirección: Agostina Leszcynski
Asistente de Roberto Peloni: Carina Torre
Dirección: Tatiana Santana
Duración: 75 minutos
Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s