Pantallazo festivalero: Vistazo latinoamericano (34º MDQ Film Fest)

Por: Gonzalo Esteba Borzino

Cobertura del 34º Festival de cine de Mar del Plata

La protagonista (Argentina) || Dirigida por: Clara Picasso

“Luego de detener un robo de forma accidental, Paula se hace relativamente famosa: sale en la tele y en los diarios, la reconocen por la calle, le piden fotos. Pero esa fama dura poco, y pronto Paula vuelve a su vida gris.”

El retorno al mundo mundano, luego de la experiencia extraordinaria, es pocas veces explorado en las ficciones comerciales. Usualmente, cuando el protagonista comienza a subir, continúa subiendo hasta el éxito supremo o, en caso de historias más trágicas muere de una sobredosis. No obstante, hay una variante en aquellas historias, más real y común, pero que puede ser considerada inferior por su banalidad: la de la estrella que tiene su momento de fama… pero la vida sigue. Como el capítulo de los Simpsons del juego perfecto de bolos, Paula se ve bombardeada por un momento de gloria y apreciación, que para una actriz artísticamente moribunda es una bendición, pero prontamente se ve abandonada cuando la novedad se esfuma y ella pasa nuevamente a las filas del anonimato. Somos testigos como, ni aunque siendo “la más grande”, uno se salva de decepcionarse a uno mismo. Más aun, teniendo una nueva e inalcanzable vara que alcanzar. Y bueno ¿Qué se espera de una protagonista, si no es sufrir? Cruda y real, con un humor cruel y ritmo tedioso; c’est la vie.

La casa (Chile) || Dirigida por: Jorge Olguín

“En 1986, en plena dictadura de Pinochet en Chile, un carabinero entra a la Casona Dubois, en la comuna de Quinta Norma de Santiago, que está abandonada y sobre la que se habla de una maldición. Una experiencia escalofriante”

En la oscuridad de la noche, un hombre culpable se interna en sus demonios. Este largometraje de terror, cliché en ejecución, toma la posta como denunciante de los horrores de la dictadura de Pinochet. Siguiendo la acción con un constante plano secuencia, los espectadores se sienten atrapados junto al carabinero en los siniestros (y caóticos) acontecimientos de la casa. Grabado “a la guerrilla”, en referencia a la nula intervención de grandes productoras, el director menciona orgulloso como él tuvo que ocupar gran parte de sus cargos. En este, su sexto largometraje, uno no puede evitar sino preguntarse ¿Era meritorio de tanta atención? Con un diseño sonoro desprolijo, acciones sin sentido y meramente dispuestas para provocar un susto fácil, el film se haya entre los más decepcionantes del festival. Pero si los sustos baratos y las películas de 1 estrella de netflix son lo suyo, esta cumple con las expectativas, añadiéndole el saborizante contextual, y el mal tiempo casi poético.

Angélica (Argentina) || Dirigida por: Delfina Castagnino

“Angélica está en crisis; su madre murió hace poco y tiene que vaciar su casa porque van a demolerla. Sin saber cómo enfrentarlo, se refugia allí en secreto y comienza a perderse en sí misma. El duelo también puede ser un lugar en el que residir.”

Incomoda, pero sincera. La película nos hace testigo del arrastre asfixiante de una mujer no independiente, ligada a un cadáver que no tiene. Una casa en ruinas, que refiere a un pasado próximo a ser olvidado, y las trampas que en ella han de accionarse para prolongar su falsedad. La transmutación de cuerpos entra en lo que Noel Carrol caracteriza como terror-arte, y sin embargo no es sino hasta el final en que uno puede categorizar este como un film con caracteres del género terror. Por lo demás, un drama de una hija que sufre en carne propia la pérdida de una madre, y de su propia identidad. Ganadora del premio a mejor largometraje de la Competencia argentina, el film es una excelente pieza psicológica tortuosa, excelentemente estrenada en el año del Joker, cuando los temas del desdoblamiento de la identidad y la dependencia simbólica están más vivos que nunca.

Sirena (Bolivia) || Dirigida por: Carlos Piñeiro

“Cuatro hombres llegan a una isla en el lago Titicaca buscando el cadáver de un colega que yace en un pueblito donde el tiempo corre de otro modo, solo se habla aymara y los ritos son algo cotidiano. Pero el muerto es ahora sagrado para la comunidad.”

Lo que podría haber sido el Midsommar latinoamericano, se retira siendo uno más del montón de escombro poético. Y es que no hay que ser malo, hay que ser deliberadamente torpe para no percatarse del potencial de la historia y decidir hacer esto en su lugar. Tomas de paisajes repetitivos y de muy poca presencia debido a un uso lamentable de blancos y negros, solo realmente apreciables en el interior de la cripta. Toda sensación de riesgo se diluye con el tiempo, y la urgencia no se vuelve, sino, una mera complicación de conversación. Admito, no obstante haber sido condicionado por la espectacular película de Ari Aster, y puede que mis propias presunciones al momento de leer la sinopsis hayan sido afectadas por la inherente similitud. Sin embargo, recalco la carencia de contenido más allá de lo que se muestra en una tediosa y extensa caminata. Si había algo más a ser captado, me temo que se hizo un pésimo trabajo en transmitirlo.

Matar al dragón (Argentina) || Dirigida por: Jimena Monteoliva

“Durante años, muchas niñas de un pueblo fueron desapareciendo. Una de ellas fue Elena, quien reaparece ya adulta y es llevada por su hermano a vivir con él. Pero alguien de su pasado volverá con la intención de llevarse a ella o a las niñas.”

En las profundidades del infierno, hogar de una bruja con alma de dragón, niñas son secuestradas y consumidas por denigrantes seres. Pasillos oscuros, personajes terroríficos y una ominosa presencia construyen las paredes de un mundo olvidado, alejado de la familia de bien, limpia de toda corrupción aparente. Este film ha hecho un esfuerzo consiente por crear un universo con las lógicas distópicas, donde se haya una separación entre un mundo superior o “paraíso”, y el submundo. A pesar de las actuaciones un tanto desinteresadas, la película se desarrolla con crudeza, marcando el rechazo por la marginalidad y la gente que intenta rehabilitarse de los malos hábitos. La sublime dirección de arte y diseños propios de grandes producciones, lleva a considerarla como un interesante exponente del cine juvenil, que surge independientemente de una saga de libros.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s