Crítica: Boda Sangrienta

Por Leonardo D’Assaro
Los ricos no piden permiso

La familia Le Domas, es una familia multimillonaria que a través de varias generaciones fue construyendo su fortuna creando nuevos e interesantes juegos de mesa. O sea, les gusta mucho todo lo que envuelva lo lúdico e ingenioso. Así que cada vez, que aparece un nuevo integrante para sumarse a su hermosa familia, luego de casarse, lo hacen participar de un juego al azar que resulta de la elección de una carta. A nuestra protagonista, la bella Samara Weaving (una actriz australiana, con un rostro con reminiscencias a Margot Robbie) le toca el juego “Hide and Seek”, o simplemente las famosas escondidas. Lo que al principio parece un simple y tonto juego, empieza a tornarse peligroso, cuando el verdadero objetivo es que ella muera antes de que amanezca.
Película muy bien ejecutada por el tándem de directores Tyler Gillett, Matt Bettinelli-Olpin, quienes ya habían realizado películas de género, pero destacan con está que al momento es su mejor obra.
Ambiente opresivo y humor negro, con una gran actuación de la protagonista, en donde nada debe tomarse en serio, y que si te gustan las emociones fuertes seguramente vas a salir satisfecho.

Calificación: 7 de 10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s