Reseña: Que así sea

Por Esteban Salas

El último sábado de noviembre el Teatro La Mueca (Cabrera 4255) presentó la última función de “Que así sea”, libro y producción de Carla Pannunzio bajo la dirección de Matías Litvak y musicalizado por Ezequiel Escobar Berisso.

La obra inicia con un sutil estampado musical, construido a base de una guitarra solista y aunado a una atmósfera lumínica tenue, que funciona como sedante contra el ruido molesto de la audiencia al ingresar a sala. Sobre el escenario se intuye una habitación juvenil desordenada que enmarca el hábitat de dos chicas que se preparan para salir furtivamente del convento por las noches para cumplir un sueño musical. En medio de la
penumbra nocturna, una de ellas recibe una serie de visitas inesperadas que la intrigan emocionalmente y le motivan a descifrar estas misteriosas apariciones.

Durante su estadía en este lugar de retiro, dos monjas generacionalmente distintas se encargan de la guía
espiritual de las chicas. Con la evolución del texto, estas proposiciones se desarrollan hacia un cuestionamiento del deseo, las ilusiones y los tabúes, donde la sátira en torno a la educación religiosa establece un gran eje transversal en cuanto a la definición de normas y preceptos que construyen el orden establecido, lo correcto y las buenas costumbres en una sociedad conservadora. En este sentido y como estrategia, la historia reúne personajes en apariencia bastante antagónicos y se nutre de esta relación para conducir el mensaje a lo largo de la obra. Y es que la propuesta inmediatamente circula con facilidad en el imaginariod espectador al descifrar el contexto donde ocurren las acciones: ¿Qué pasa cuando dos chicas jóvenes se encuentran de “campamento” recluídas en un convento bajo el amparo de dos monjas?

Bajo una estructura de teatro musical, gracias al sencillo pero impecable aporte musical, durante la puesta en escena se van revelando los deseos -personales, comunes- así como también los conflictos y relaciones entre las protagonistas. Y es que llega un momento en el que no hay otra forma de ahondar más en estos deseos que a través de las canciones.
Los puntos altos de la obra son el montaje, la intención de interactuar con la audiencia, la gran calidad vocal de las actrices, la acertada ambientación y diseño lumínico.Tal vez el texto pierde ritmo y se resuelve mucho antes de lo planeado, sin embargo el carisma y el buen humor mantienen una buena disposición por parte del público.

Que así sea es una invitación a reflexionar acerca de los moldes en los que estamos inscritos, y esa lucha por romperlos. Quien tiene sueños puede encontrar un espejo en esta puesta en escena. Al mirarse en él podrá darse cuenta que en la búsqueda de la felicidad, recorrer el camino con un corazón dispuesto al cambio puede ser el destino final en sí mismo.

ELENCO

Maria Álvarez Primo es Emilia Rinaldi.
Carla Pannunzio es Guadalupe Artola.
Beatriz Espíndola es Sor Elena.
Selene Berardone es Sor Consuelo.
Alejandro Vitale es El Señor.
Ezequiel Escobar Berisso es El Músico.

FICHA TÉCNICA

Dirección: Matías Litvak.
Asistencia de Dirección: Roció Peralta.
Asistencia general: Antonella Alfi Carriere
Escenografía: Edgardo Percovich para La Real Compañía.
Vestuario: NIETTA para La Real Compañía
Fotografía y diseño gráfico: ABRIL VENTRICE
Diseño de luces: Matias Litvak
Prensa: 0KM PRENSA
Música, Letras y Dirección Vocal: Ezequiel Escobar Berisso.
Libro y coordinación general: Carla Pannunzio

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s