Crítica: El Acoso

Por Juan Ignacio Aguilar
Cine, un espejo de la realidad.
Cada etapa en la historia del séptimo arte está impregnada en menor o mayor escala por los acontecimientos culturales de la época. Películas bélicas, sobre crisis financieras, sobre exilios y sobre prejuicios sociales.


Las conversaciones que mantienen una fuerte impronta política siguen vigentes hoy en día, pero a diferencia de anteriores circunstancias, no parece que éstas pasen al olvido. La lucha por los derechos de la mujer, al igual que otras, sólo cobra más tracción año a año. Los entornos laborales lentamente se están volviendo más seguros, y a pesar de que la violencia sigue muy presente, hay un cambio significativo.
El cine, una vez más, acompaña este cambio.

Orna, una mujer israelí madre de tres, casada, y de pocos recursos financieros, empieza un nuevo trabajo en venta de bienes raíces con Benny, un pez gordo de amplios recursos. Sutiles comentarios y miradas inoportunas auguran lo peor, y Orna queda atrapada en una situación terrible entre sus responsabilidades y su dignidad.
El guión de la directora Michal Aviad, Michal Vinik y Sharon Azulay no es uno que sea ajeno a la historia de miles o incluso millones de mujeres en la actualidad. No es tanto un esfuerzo por una historia por completo original con giros imprevistos, sino una intención de dar una voz más particular y más íntima sobre lo que el acoso implica, y el enorme despliegue de sus consecuencias. El sufrimiento de Orna no es únicamente suyo, eso es claro, pero no por ello es menor.

Ella no pasa por alto las frases de coqueteo, ni tampoco los juegos perversos, pero el miedo a la pobreza y a la arraigada culpabilidad que también recae sobre la víctima la llevan a callar todo lo sucedido.
Es un guión sobrio, que deja suficiente espacio para que las interpretaciones y los silencios hablen por sí sólos. E incluso también para que las excusas de los monstruos se vean como son: insulsas, estúpidas y aterradoras. No hay justificativo posible, y no hay ninguna otra conclusión a la que el espectador pueda llegar, visto desde donde sea. Si bien el climax de la narración deja cierto sentimiento de vacío, no es uno que busque romantizar la idea de justicia. A veces, la realidad es lo que es y no hay más que hacer. Y el guión tampoco le escapa a ello.

Los mayores aplausos se los lleva Ben Slush como Orna Liron. Inteligente y muy capaz, aún en momentos donde el miedo debería consumirla, Slush sigue aportando la cuota de fiereza con precisión suficiente para transmitir el área tan gris en que se ve atrapada. Frágil pero fuerte, su Orna es la protagonista absoluta del film, y el crecimiento del personaje en pantalla es digno de admiración.
Es notable también el trabajo de Oshri Cohen como Ofer, el marido limitado pero de buenas intenciones, y la figura discretamente amenazante de Menashe Noy como Benny, el infame jefe.

No hay grandes maravillas en apartados técnicos como el sonido teniendo en cuenta que se trata de un film independiente que debe acotar su creatividad, pero la dirección de arte y la fotografía minimalista de Daniel Miller hacen que el relato no pierda su tan necesaria ident5ificación con su público. El silencio es un gran aliado, y si bien hay momentos en que la cadencia rítmica puede resultar algo pesada, los planos determinados por su gran directora dan el descanso propio para que el espectador cargue también con ese peso que Orna lleva a los hombros.

Pequeña y poderosa. “El Acoso” es un paso más en la dirección correcta, hacia mayor igualdad y más transparencia en las despreciables acciones de alguien con poder, y alguien suficientemente valiente como para poner un freno.

Calificación 9/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s