Análisis: Immortal planet

Últimamente son incontables los juegos que terminan comparándose con Dark Souls, y si, immortal planet es un indie que se considera inspirado en el famoso título de From Software. En esta ocasión la única comparación va a ser está, ya que dicha inspiración sirve más que nada para hacernos entender de qué se trata de un juego RPG Hardcore creando una experiencia de combate desafiante, a pesar de que cuente con ciertos altibajos.

El juego nos introduce a un mundo futurista en el que debemos combatir con una serie de enemigos que pueden aniquilarnos con mucha facilidad. Es así que en su sistema de combate, comenzamos despertando en un planeta de hielo infernal, ya desde el primer enemigo nos ponen a prueba sobre los movimientos que vamos a realizar, ya que desde el primer error volveremos al punto de control perdiendo toda la experiencia, y teniendo la obligación de volver a intentar, está vez mejor equipado. En el inicio toca equiparse con un arma y una reliquia, existen tres de cada uno para seleccionar, y cada uno cuenta con una habilidad determinada que será útil en el combate. Su control resulta bastante intuitivo, utilizando los mandos direccionales para desplazarte libremente hacia las direcciones de la brújula. Automáticamente seleccionas enemigos cercanos para entrar en combate, en un momento la cosa falla al tener un sistema de movimientos algo torpe, lo que incentiva a algunas derrotas . El combate consiste en aprender los patrones con los que se manejan los enemigos y utilizar los propios para para esquivar y dar ataques. Muchos de los enemigos requieren varios golpes para dar con su barra de salud, al subir experiencia puedes ir mejorando tus atributos básicos como la fuerza, agilidad resistencia entre otras, pero que al mejorar estás van perjudicando atributos como la salud o el daño que ocasiona el personaje. Debido a esto el juego tiene su parte de estrategia, aunque toca repetir que su movimiento algo torpe hace que su gameplay pierda parte de su escencia.

En cuanto al apartado visual, el juego cuenta con un diseño notable, con un estilo de caricatura con ambientación oscura y futurista. El título mantiene una vista isométrica fija con un rendimiento fluido, salvó en ciertos momentos de combate en el que las animaciones se vuelven algo lentas. El apartado sonoro es bastante notable, con una banda sonora que determina de forma interesante la ambientación en la que nos encontramos, además de contar con efectos de sonidos que cumplen con su función en los ataques. Toca aclarar que no hay voces en el juego, pero si tiene una muy buena ejecución en la parte de sonido.

Immortal planet es un juego independiente que se sube al carro de los títulos inspirados en Dark Souls, y que en escencia funciona al brindar una experiencia de juego entretenida y desafiante, pero que pierde con un control que puede resultar algo tosco. Aún así, inmortal planet nos deja una experiencia que entretienen, y que obviamente, no es para los que se frustran fácilmente.

Calificación 6/10