Análisis: Music Racer para Nintendo Switch

Por Daniel Alvarez

De la mano de Sometimes You llega el juego Music Racer, un título de carreras que mezcla el género de conducción con algo Guitar Hero. Se trata de un título que reluce por su componente musical, aunque su jugabilidad termina sintiéndose plana y con poca profundidad. Aún así logra entretener gracias a su lado artístico, obviamente con buena música.

Al ingresar al juego, contamos con una lista de temas musicales a los cuales podrás seleccionar y correr una carrera con ellos. Las carreras varían según el tema musical, en el que se van presentando las distintas pistas del juego. El objetivo de su jugabilidad el ir corriendo de ligar hacia izquierda y derecha con tu automóvil siguiendo las señalizaciones que van al compás de la música. La música es sumamente atrapante, pero la realidad es que su control carece de profundidad, que se denota en parte por los movimientos que en momentos no llegan al sitio del compas de la música. Tampoco tenemos un sistema de progresión que nos lleve a un recorrido en el juego, sino más bien que se limita a un sistema de puntuación por cada carrera que se juega.

La realidad es que a nivel visual el juego realmente se ve bien , con una animación que está remarcada por los colores tenues y las luces de neón. También hay un bien diseño de los escenarios aunque cuente con un mal rendimiento, lo que afecta a cualquier juego de conducción. La gran estrella del juego es la música, que predomina el genero electrónico, y que logra lucirse muy bien con la visual del juego. Las canciones son variadas, y con ello realmente creamos un atractivo playlist para escuchar en Spotify, por ejemplo.

Músic racer es una propuesta que resulta muy atractiva, al menos en la idea que nos brinda. Lamentablemente su jugabilidad carece de profundidad y de precisión en sus controles, desaprovechando los logros artísticos que posee.

Calificación 5/10