Análisis: King Lucas para Nintendo Switch

Por Wendy Vidal

“King Lucas” es un juego indie de plataformas, donde la misión principal es ayudar al rey a rescatar a sus seres queridos, como sus hijas y su perro. A su vez, dentro de la misma misión hay pequeños desafíos y jefes ocultos que lo hacen todavía más entretenido. El juego fue lanzado en el 2016 por Devilish Games, pero este año, más precisamente el 1 de febrero, Hidden Trap lo relanzó para la Nintendo Switch. King Lucas está diseñado para solo un jugador.

Al comienzo, el jugador podrá personalizar su avatar, cambiándole solamente su cara. Sus rasgos quedan ocultos por la armadura de caballero, pero se pueden observar en un ícono en la esquina superior izquierda, junto con la vida y otros elementos. El modo historia comienza con unos pocos diálogos entre el caballero y el rey Lucas, quien le pide ayuda para rescatar a su familia del castillo de Sausan.

El castillo posee habitaciones que cambian, es decir, nunca son iguales y eso lo hace muy entretenido. Incluso cuando se abandona el juego a la mitad de un nivel, la siguiente vez el castillo será completamente diferente. A medida que se avanza, estas se van complejizando, sumando más habitaciones para recorrer. Cada una cuenta con sus obstáculos, como babosas, serpientes y hasta personajes con magia. El caballero posee solo una espada con la que puede matarlos, pero a medida que se adentra en las habitaciones debe hallar monedas para futuras mejoras. Las mismas se consiguen con el herrero o la bruja. El problema se presenta cuando estos personajes no aparecen, ya que se encuentran distribuidos por diferentes niveles, incluso escondidos en barriles que deben ser abiertos.


Algunas mejoras que podrían realizarse son la adición de un tiempo límite para pasar el nivel, así como una barra de aire cuando el jugador ingresa al agua en ciertas habitaciones. En cuanto a los gráficos, son bastante simples y lo mismo sucede con los diálogos. Cuando el caballero muere, las animaciones se hacen lentas y pesadas, al igual que la interacción entre los diferentes personajes. “King Lucas” se puede comparar con el juego “Spelunker party”, también para la Nintendo Switch. La diferencia radica en que este último es multijugador y un poco más complejo.

En conclusión es un juego entretenido y de larga duración. Al comienzo se otorga un mapa que se va llenando de habitaciones a medida que se avanza de nivel. La longitud ocupa una gran parte de la pantalla, por lo que son muchos los niveles por resolver. Si tuviera la opción para multijugador, sería incluso más divertido y no tan solitario.

Calificación: 6/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s