Análisis: Pode para PC

Por Macarena Yannelli

Pode es un pequeño juego indie de puzles principalmente pensado para jugar en modo cooperativo (couch co-op), pero que también cuenta con un modo single player. Pode tuvo su lanzamiento principal en el 2018 para Nintendo Switch, en febrero de 2020 para PS4 y llega hoy (3 de abril) a PC a través de Steam. Pode es el primer juego de Henchman and Goon un estudio noruego que se inspiraron en la naturaleza y el arte de su país para crear Pode. El juego desde su lanzamiento recibió varios premios: a mejor arte, mejor audio, entre otros.

En Pode jugamos como una estrella caída del cielo (Glo) y una roca (Bulder) que la encuentra y le ofrece ayuda para llegar a la cima de la montaña más alta para volver fácilmente al cielo. Pode no es solo un juego de puzles, sino que es un juego sobre una relación y la cooperación. En el tendremos que usar los diferentes poderes de los personajes para poder resolver los diferentes rompecabezas y avanzar en los niveles y áreas que se nos presenten.

La reseña es para su nueva versión para PC. La decisión de jugar Pode en PC tiene que ser tomada con el conocimiento de que es prácticamente imposible jugar con el teclado. Los comandos son imposibles de ejecutar cuando se tiene que tocar las flechas, ciertas letras y el espacio al mismo tiempo. El juego es compatible con joystick y me parece la única manera de jugarlo. A pesar de que en el joystick algunos comandos a veces están desincronizados o no ingresan, con el teclado es todo aun peor.


Jugar Pode de a una persona es posible, pero muy denso. El juego está pensado para jugarse en cooperativo y levemente adaptado para poder jugar de a uno. Lo que se supone que es un juego de 4-6 horas terminó siendo de 8 horas para mí (modo complecionista). Adaptarse a los comandos es complicado de a uno, pero una vez que se le toma la mano parece natural mover a los personajes juntos, de a uno o ir cambiándolos y usando sus poderes para destrabar zonas.

Los puzles varían en complejidad, la mayoría no son extremadamente complicados. Usualmente las variantes son de “complicado de entender, pero fácil de ejecutar” a “fácil de entender, difícil de ejecutar (de a uno)”.

Lo más criticable de Pode es la perspectiva en su relación al diseño de los niveles y como se mueven los personajes. Usualmente la perspectiva es estática y la cámara se va moviendo a medida que los personajes se mueven, se separan o juntan. Los niveles están todos construidos con muchas plataformas y es muy normal que los personajes se caigan de las plataformas ya que cuando van caminando se deslizan un poquito de más y adiós a tu progreso (o no, depende en donde caigas, a veces cayéndote es posible avanzar en el nivel, lo cual es loquísimo).
Por otro lado, en relación al diseño de los niveles creo que, si el juego se juega de a dos, algunos niveles pueden tornarse muy aburridos, varios de los niveles suele estar enfocado más en utilizar uno de los dos personajes y tener al otro como una ayuda o complemento, creo que hay muy pocos en donde se logra un balance entre cuanto hacen y que tan importante es el rol que cumple el personaje en dicho nivel.


El arte dentro de los niveles es muy bonito, pero cuidado porque a veces los personajes se traban entre las rocas o las plantas que van creciendo, si no pueden destrabar el personaje saltando y moviéndolo hasta que se libera, simplemente tendrán que hacer un viaje rápido a otro nivel para liberarlo. Esto es algo super positivo para mí, el juego tiene un viaje rápido entre los niveles, lo cual ayuda mucho a quien quiera jugar en modo complecionista y en casos como los que mencioné anteriormente.


Más allá de estas cosas que hacen un poco tediosas del juego y que además hacen todo un poco más complicado para quienes están jugando en solitario, el juego es muy bonito y entretenido. El arte como dije está muy cuidado en cuanto a colores, iluminación y los personajes. Hay muchos planos que son dignos de un fondo de pantalla. A pesar de sus premios por la música, a mí personalmente se me hizo muy genérica, se me hizo más que la “verdadera” experiencia del juego es compartirlo con alguien más y que no buscaba una experiencia audiovisual artística, por lo que la música paso a un segundo plano para mí. La historia es simplemente el recorrido que se hace con los personajes, no tiene mucho más que eso, excepto por unas cut-scenes muy bonitas. Una vez que le toman la mano a las habilidades de los personajes y los puzles armados a partir de ellas, son muy divertidos de resolver, lo cual al fin y al cabo, es lo más importante.

El juego está disponible en Steam por $202 pesos argentinos. En Switch y PS4 por 24.99 dólares (no, no vale la pena comprarlo por ese precio).

Calificación 7/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s