Análisis: Moving Out para Nintendo Switch

Por Luciano Macchioli

Es sabido por todos que la mudanza es una de las experiencias más estresantes que puede atravesar una persona. Entonces… ¿cómo un videojuego con esa temática puede ser divertido? La desarrolladora australiana SMG Studio nos responde la pregunta con su más reciente creación: Moving Out.


La historia sitúa a nuestros protagonistas (empleados de una empresa de mudanza) en la ciudad de Packmore donde, por un extraño motivo, todos sus habitantes deciden mudarse. Apenas avancemos en el juego, descubriremos un trasfondo que involucra una organización delictiva integrada por ratas intergalácticas. Sí, es muchísimo para asimilar. Pero, por extraño que parezca, la descabellada historia encaja perfecto con el humor ácido y por momentos infantil del título.


En un juego tipo party, lo que tiene que destacar es la jugabilidad y… es sobresaliente. En la simpleza de saltar, arrastrar y levantar objetos, se esconde una mecánica adictiva que nos invita a jugar otro rato más. Cada nivel te recompensa con una medalla de oro, plata o bronce en función del tiempo que haya llevado completarlo.
La naturaleza del juego nos sugiere pasarlo en modo multijugador. Y sí, es mucho más disfrutable de esa manera. Pero el single-player nos facilita el trabajo, por ejemplo, alivianando los objetos más pesados. Esto se agradece para poder disfrutar de la experiencia si no contamos con otro jugador que nos acompañe.


En total tendremos que superar 30 niveles extraordinariamente bien diseñados. Aunque pueda parecer poco, cada uno de ellos tiene muchos componentes de rejugabilidad. No sólo podremos mejorar nuestros tiempos, sino que tendremos a disposición logros que cumplir. Estos logros, a su vez, desbloquearán niveles extra de gran dificultad.


El apartado gráfico está muy bien logrado. La elección de la cámara isométrica es la correcta para una mejor visión de los objetos que debamos meter al camión. El diseño artístico, tanto de los personajes como del entorno, es muy agradable de ver.


Muchos jugadores conocen a este videojuego como “el Overcooked de mudanzas”. Y las similitudes son muchas. Pero Moving Out llevó un escalón más arriba el nivel de pulido del juego. Tanto así que voy a concluir esta reseña sin poder marcarle un punto bajo. Todo lo que SMG Studio se propuso con su obra, lo logró de manera sobresaliente. Posiblemente estemos ante uno de los indies del año.

Calificación: 10/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s