Análisis: Klaus para Nintendo Switch

Por Luciano Macchioli

El recurso de la amnesia del protagonista es uno que ya comienza a saturar al momento de narrar historias. Ya sea en videojuegos, libros o películas, podemos encontrar decenas de ejemplos sin esforzarnos mucho. La desarrolladora La Cosa Entertainment opta seguir este camino con Klaus, un juego de 2016 recientemente porteado a Nintendo Switch.

Al inicio de la aventura, nuestro protagonista despierta sin saber dónde está, con la palabra “Klaus” escrita en el brazo. A medida que avancemos en el juego, iremos develando qué es lo que ocurre. O más o menos. Porque se nota que hubo un esfuerzo extra al momento de desarrollar la historia, pero termina siendo una ensalada de metáforas, frases sueltas y situaciones de libre interpretación que hacen que el resultado sea mediocre y el esfuerzo inútil. Ostenta una profundidad que no logra en ningún momento.

Al ser un plataformero con rasgos de puzzle, es su gameplay el que tiene que destacar, y lo logra gracias a un excelente diseño de niveles. Cada capítulo incorpora mecánicas nuevas que evitan por completo la repetitividad y, a pesar de tratarse de un juego corto, cuenta con muchísima variedad en sus niveles. Podremos controlar dos personajes a la vez, mover plataformas, cambiar la gravedad, destruir paredes y un largo etcétera.

El apartado artístico es otro punto alto. El desconcierto del protagonista se puede palpar en los entornos monocromáticos, como así también en su banda sonora lúgubre, que encaja perfecto a la situación que nos encontramos.

A pesar de las innegables virtudes que tiene, Klaus comete un error casi imperdonable en un juego de este género: tiene controles defectuosos. Por momentos muy sensible, por otros no lo suficiente. Cada salto tenemos que calcularlo al milímetro. El botón para correr no sólo no ayuda, sino que dificulta las cosas. No es un juego para nada complicado, entonces frustra aún más que la mayoría de las muertes se den porque la calidad de los controles es muy baja.

Klaus es un caso extraño para analizar porque carece de grises. Tiene puntos altísimos, como el diseño de niveles y el apartado artístico. Y puntos bajísimos, como los controles y la historia. Pero, a fin de cuentas, La Cosa Entertainment logra traernos una experiencia… aceptable. Está disponible por unos 15 dólares en la eShop de Nintendo Switch, precio razonable teniendo en cuenta lo que ofrece. El jugador que decida probarlo, lo va a disfrutar. Quien decida no hacerlo, no se perderá de nada.

Calificación: 7/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s