Análisis: SpongeBob Squarepants: Battle for Bikini Bottom – Rehydrated para PS4

Por Luciano Macchioli

Con la poca energía que me queda luego de escribir semejante título, voy a contarles del trabajo que hizo THQ Nordic al traer de vuelta este juego clásico de plataformas en 3D, lanzado originalmente durante la sexta generación de consolas. 

La historia del juego comienza con Plankton ideando un plan para dominar la ciudad. Como de costumbre, dicho plan fracasa y cientos de robots descontrolados inundan las calles de Fondo de Bikini. Es entonces cuando Bob Esponja, Patricio y Arenita se ponen a la tarea de resolver el problema. Puede que la trama no sorprenda a nadie, pero tiene el sello característico de la saga.

Los diálogos, los entornos y los personajes están cargados de referencias a la serie animada, cosa que cualquier fanático notará y agradecerá. Lamentablemente, el juego no cuenta con doblaje al español latino. Por eso, se recomienda a los jugadores de este lado del mundo jugar en inglés con los subtítulos en español.

Como todo plataformero de la época, los objetos coleccionables están presentes. Espátulas doradas, medias, objetos brillantes, entre otras cosas adornarán los niveles y nos invitarán a recorrerlos de punta a punta.

El gameplay adquiere cierta variedad al haber tres personajes jugables, pero no deja de ser simple. Junto con los movimientos de siempre como el doble salto, Arenita puede planear con su soga, Patricio lanzar objetos… y no pasa de eso. Sin embargo, el ser simple no lo hace malo. Y al ser un título enfocado en los niños, quizás sea una decisión acertada.

El aspecto que más evidencia que se trata de un juego de casi 20 años es, sin dudas, el diseño de niveles. A pesar de que siempre tengamos un camino marcado, podremos saltar en varias ocasiones la mitad del recorrido. Los límites del mapa están pésimamente delimitados, por lo que frecuentemente saldremos de él creyendo que encontramos una zona secreta. En este caso, hubiese sido hasta preferible el uso de las clásicas paredes invisibles.

Enfocándonos en el título como un remastered, el trabajo hecho es excepcional. Las texturas son mucho más definidas, los entornos rebosan de color, la banda sonora suena mejor que nunca, las animaciones están mucho mejor logradas. Se nota que el empeño se puso en este apartado, y superaron las expectativas. También se añadió un modo multijugador, pero este es repetitivo y nada memorable.

Es de público conocimiento que los videojuegos de licencias de series o películas suelen tener una calidad bajísima. Y la fama hecha está bien fundada. Sin embargo, Battle for Bikini Bottom destacó de los demás por ser un título divertido y hecho con ganas. Es por eso que en pleno 2020, y gracias a su versión rehidratada, revisitarlo sigue divirtiendo muchísimo, que es lo que verdaderamente importa al momento de sentarse a jugar.

Calificación: 8/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s