Análisis: Potata Fairy Flower para PS4

por Macarena Yannelli

Potata: Fairy Flower nos presenta un mundo de hadas enojadas, vecinos un poco malhumorados y muchas espinas. En este primer juego de la Potata Company nos encontramos a una pequeña niña de cabello rojo llamada Potata cuyo pequeño zorro se encuentra enfermo por lo que nuestra madre, una bruja, nos envía en una búsqueda por el bosque encantado para recolectar los ingredientes necesarios para realizar una poción que cure a nuestro amiguito y, de paso, hacer una torta. Para lograr nuestro objetivo deberemos atravesar el horroroso bosque, hablar con nuestros vecinos (que nos odian) y resolver puzzles muy divertidos (que pueden pasar pagando una suma bastante alta a una vecina un poco traviesa llamada Luna). Potata es un juego de aproximadamente 6-8 horas que cuenta con dos finales diferentes.

Potata es un juego de plataformas y puzzles que más que nada se jacta de su estética, definitivamente el arte del juego lo hace muy atractivo a la vista, y su diseño de niveles. Los niveles y el incremento de la dificultad son muy progresivo y ayuda mucho al jugador a acostumbrarse a unos controles un poco toscos. Controlar a Potata es un poquito complicado. Más allá de la misión por curar a nuestro amiguito encontraremos otra pequeña cantidad de side-quest para hacer, algunas que, si juegan a través de steam o PS4, tienen sus propios trofeos. Potata es un juego muy interesante para quien quiera encontrarse con un desafío. En cuanto a la dificultad, el juego penaliza y al mismo tiempo no, el error en el jugador. Por un lado, tenemos sectores del mapa o jefes cuya manera de atravesarlos es muy precisa y el error significaría la perdida continua de la vida, por otro lado, no penaliza ya que hay bastantes check-point, a los que se accede sacrificando parte de nuestra moneda en el juego. Para ser un primer juego desarrollado y publicado por un equipo tan pequeño Potata tiene muy pocas cosas para criticar, se podría mejorar el diseño de sonido, esto suena un poco quisquilloso, pero todo el tiempo que Potata se mueve sus pasos se escuchan sobre pasto, pero no todos los niveles tienen pasto, aunque lo más chocante para mi lamentablemente fueron los diálogos, entre que la fuente que utilizan no es la más legible del mundo, algunos diálogos tenían errores de ortografía, pero más que nada lo más criticable en los diálogos son comentarios que nuestros vecinos hacen sobre cómo se ve Potata y cuanto come.


La música del juego es un tema con muchas vibras celtas, pero que a veces no acompaña muy bien ciertas peleas con los jefes. En cuanto a la narrativa, no hay mucho más que lo que ya les conté anteriormente, creo que haber agregado un poquito más de gameplay relacionada con el mundo o nuestros vecinos hubiera venido bien para que el jugador se relacionara un poco más con los personajes y el mundo, en especial el mundo, lamentablemente el juego se da todo medio por sentado y no explican muy bien que es qué. A pesar de estas cositas, para ser un juego independiente desarrollado por un equipo de dos personas, Potata es un desafío interesante para tomar. Potata: Fairy Flower esta disponible en PS4, Xbox, Switch y Steam.

Calificación: 6.5/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s