Análisis: Witcheye para Nintendo Switch

Por Luciano Macchioli

Al momento de sacar un nuevo juego de plataformas, la desarrolladora Moon Kid trató de alejarse de las mecánicas estándar del género. Para ello, y en conjunto con Devolver Digital, nos traen Witcheye a Nintendo Switch.

La historia comienza en el castillo del mago Senexis, quien le pide a un joven aventurero que robe los tesoros de la bruja Mabel para él, a cambio de otorgarle un enorme poder. Por un descuido en el momento de hacer una pócima, la bruja es despojada de todos sus tesoros y será nuestra tarea acompañarla a recuperarlos.

Uno pensaría que nuestras aventuras estarán cargadas de hechizos, escobas voladoras y otros clichés. Pero no. Como el título anticipa, controlaremos el ojo de la bruja a lo largo de los niveles; derrotando enemigos, encontrando objetos y esquivando obstáculos.

Como en un inicio fue lanzado como juego para dispositivos móviles, los movimientos están pensados para el uso de la pantalla táctil. Sin embargo, la adaptación a los controles de la consola está muy lograda. Tanto así, que recomiendo esta segunda opción para jugar.

A lo largo de sus más de 50 niveles, encontraremos mucha variedad. No sólo en la estética de éstos, sino también en las variantes de su jugabilidad. Niveles de agua que cambian las físicas del ojo, viento en contra que nos hace avanzar más lentamente, lava que sube y baja y un largo etcétera.

En contraposición, el diseño de los enemigos es muy pobre. Si bien el título también cuenta con mucha variedad en este apartado, son todos tan genéricos y parecidos entre sí que parecen sacados de un mal clon de Pokémon. Salva un poco esto las batallas contra bosses, que son algo más originales y entretenidas.

Las horas de una tarde sobran para terminar el título, incluso con todos los coleccionables. Pero pasar el título por primera vez nos da acceso a mucho contenido extra: nuevas dificultades, modo de boss rush, nuevas velocidades para el ojo y hasta un apartado para escuchar la banda sonora, la cual es muy buena.

A pesar de todo lo bueno del título y del cariño que se nota que hubo en su desarrollo, Witcheye es… aburrido. No es un título largo y, a pesar de lo variado de sus niveles, se nota extremadamente repetitivo. Tampoco es complicado, pero la curva de dificultad presenta picos bastante anticlimáticos.

Si bien no es un título 100% recomendable, es una propuesta original para los jugadores que busquen algo diferente. Además, tiene bastante contenido por el irrisorio precio de 5 dólares. Pero está lejísimos del estándar de calidad que se esperaría de un juego distribuido por Devolver Digital. Falla en lo más esencial: divertir.

Calificación: 6/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s