Análisis: Nikelodeon Kart Racers 2 para PS4

Por Luciano Macchioli

Desde que en 1992 llegó a nosotros el por entonces raro pero exitoso spin-off de Mario, Super Mario Kart, muchas otras franquicias de videojuegos quisieron obtener ese éxito. Es bien sabido que nos sobran los dedos de una mano para contar los que imitaron la fórmula y tuvieron éxito, mientras que todos los demás fueron copias mediocres y hechas sin esfuerzo. Bamtang Games sabe que cometió muchos errores con la primera entrega de esta saga y busca redimirse con su parte 2, que llegó en octubre de este año a todas las consolas de actual generación.

El gameplay no es nada inesperado: derrapar en las curvas para ganar turbos, lanzar objetos que entorpezcan otros corredores o que beneficien al nuestro, saltar rampas para ir más rápido, etc. Sin embargo, el protagonista de las carreras será el slime, ese líquido verdoso tan característico del mundo Nickelodeon. Cuando juntemos una cierta cantidad, podremos utilizar una habilidad especial que nos dará diversos beneficios. Todas estas mecánicas están perfectamente combinadas, ya que se premia al jugador habilidoso y se deja el factor suerte reducido al mínimo.

Los corredores disponibles son una parte importante de todo juego de carreras. Y en este apartado aprueba holgadamente. En total son 30, que iremos adquiriendo a medida que completemos diferentes desafíos. La mecánica de desbloquear contenido está cada vez más ausente en la industria, cosa que lamento porque es algo que subliminalmente te invita a seguir jugando. Bob Esponja, Hey! Arnold, CatDog, Danny Phantom, Avatar; son sólo algunas de las sagas que nos encontraremos en el título.

El menú nos recibe con todos los modos de juego que esperaríamos de un título de karts: en el single player, tendremos el modo Slime Grand Prix, que se trata de torneos de cuatro carreras en donde el que coseche más puntos, se alzará con el trofeo. Según nuestro desempeño, nos darán 1, 2 o 3 estrellas. Hay 8 torneos en total, disponibles en tres dificultades diferentes.

Además, están el modo carrera rápida, contrarreloj, multijugador, arena y desafíos. Este último es, por lejos, mi favorito. En total hay 42 desafíos que debemos superar con diferentes corredores. Desde no ser golpeados, hasta ganar la carrera yendo marcha atrás, sobra variedad para divertirnos un buen rato. El modo online tiene el problema de tener poquísimos jugadores activos, por lo que tarda mucho para encontrar partida.

Visualmente es espectacular. Las pistas no sólo están bien diseñadas, sino que rebosan de color y están cargadas de referencias a las sagas de Nickelodeon. Los corredores, de igual manera, se ven muy bien. La banda sonora peca de ser algo genérica, pero de todas formas sirve para ambientar de manera adecuada las carreras.

Un modo historia que, de alguna manera, justifique el crossover de personajes hubiese sido la frutilla del postre de un juego que hizo todo bien. Nickelodeon Kart Racers 2 reduce prácticamente a una demo al primer título de la saga. Mejora en todos los apartados y, en las manos del jugador indicado, es garantía de diversión.

Calificación: 9/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s