Análisis: Going Under para Nintendo Switch

Por Macarena Yanelli

Going Under desarrollado por el estudio Aggro Crab nos trae una premisa similar a cualquier otro juego roguelike, dungeon crawler, pero con una impronta colorida y llena de humor. Going Under tuvo la muy muy mala suerte salir paralelamente a Spelunky 2 y Hades de supergiant otros dos juegos roguelike. Sin embargo, lo que Going Under tiene de diferente y entretenido es su apartado humorístico e irónico que lo hace una propuesta diferente a los otros dos juegos mencionados. 

Jugamos como Jacqueline Fiasco, una chica que fue contratada para hacer una pasantía (obviamente no paga) en una start-up que vende una bebida energética que también funcionaría como suplemento dietario llamada Fizzle. El primer día que nos reportamos para trabajar Jackie empieza a notar que lo que para afuera parecía ser una empresa muy buena onda para trabajar, termina siendo un ambiente terrible, tanto así que en su primer día en cambio de asignarle un trabajo de verdad se la envía a combatir con los monstruos que están infestando el sótano del edificio de la empresa.

Una de las cosas más interesantes del apartado de la historia es que los monstruos que encontramos debajo de nuestra empresa funcionan como empresas en si mismas y muy de a poco nos enteramos que son start-ups fallidas que “enterraron”.



El juego tiene cosas muy interesantes como que podemos usar todo, TODO lo que encontremos como armas, pero las armas se irán rompiendo a medida que las usemos. Podremos esquivar y atacar. Por cada nivel del dungeon tendremos habilidades para canjear, una tienda para comprar y misiones que cumplir.
El juego no es para nada fácil, el primer dungeon que recorremos parece fácil porque funciona a modo de tutorial, una vez que le ganamos al primer jefe la dificultad aumenta exponencialmente. Obviamente como un buen dungeon crawler los niveles se van generando proceduralmente.

El diseño de todos los personajes, tanto Jaqueline como los otros empleados de Fizzle y los monstruos son hermosos. Aunque hay una diferencia entre los modelos 3D y el diseño 2D de los personajes aun así se ven muy muy bonitos. Going Under viene con varios idiomas para elegir, la traducción española está buena, pero recomiendo mucho jugarlo en ingles si pueden. La música no es muy destacable, pero acompaña muy bien la aventura.



Lo más destacable de Going Under es lo gracioso que es, si te gustan los juegos rouge-like y estás buscando uno más descontracturado con muchas críticas a los modelos de trabajo actuales recomiendo mucho que pruebes Going Under. El juego esta disponible en todas las plataformas. 450 pesos argentinos en Steam y 20 dolares en PS, Xbox y Switch. 

Calificación 7/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s