Crítica: Tom y Jerry

Por Daniel Alvarez

Por algún motivo, a los famosos animales animados de Hanna Barbera, se les ocurrió ir a pasar unas aventuras a la gran manzana, extrañamente con gente de carne y hueso. La realidad es que la mezcla resulta algo rara, aunque la finalidad es dar un entretenimiento ligero para que se diviertan los más chicos. Es así como el próximo 11 de marzo se estrena Tom y Jerry en las salas argentinas, con sus correspondientes protocolos sanitarios.

En cuanto a la historia hay poco que decir, casualmente el gato y ratón se fueron a Nueva York a probar suerte, también casualmente se encontraron con un hotel donde Jerry decidió ir a ocupar un espacio para ir a vivir ahi, justamente cuando se iba a llevar a cabo una importante boda. Del lado humano, tenemos al personaje de Chloe Grace Moretz, una chica que se quedó sin trabajo y también de una forma muy extraña se va a pasear a dicho hotel y robarle el currículum a otra persona para conseguir un trabajo del que apenas sabía de su existencia. El problema es que se va a llevar a cabo la boda y la existencia de un ratón complica el prestigio del establecimiento, así que el resto de la película va sobre cómo intentan deshacerse de Jerry mientras muchas cosas pasan. La realidad es que no hay mucha inspiración en el desarrollo de la historia, quizá lo importante sería el como es la interacción de los personajes y los momentos graciosos que pueden brindar. Con mucha sinceridad, los momentos graciosos son muy pocos, Tom y Jerry se ha caracterizado por un humor más físico, plagado de golpes en el intento de cacería del gato y el ratón, es verdad que esto sucede, pero está tan poco inspirado que extrañamente se te escapa una carcajada. En el desarrollo de la trama hay demasiados momentos absurdos, que tampoco van en función de hacerlo a modo de chiste o en referencia a algo que puede resultar gracioso. El último tramo de la película puede ser el mejor, dónde la locura ya se desató y se busca dar un buen final, que termina lográndose a pesar de todo.

En cuanto a los actores de carne y hueso, tenemos a una Chloe Grace Moretz y Michael Peña casi en piloto automático, dónde la primera llega a lucirse un poco más. ¿Estaba en la película Ken Jeong? Apenas me di cuenta y no se que era lo que estaba haciendo ahí.

No tengo mucho más que decir sobre el film, que resulta bastante soso y aburrido, aunque tal vez pueda llegar a entretener a los más pequeños, ya que se trata de personajes con un humor físico y fácil, aunque podría haber estado mejor implementado. Podemos destacar la animación de los personajes, a pesar de que en muchos momentos se sienta ese desfase entre lo animado y real, tampoco esperemos un Roger Rabbit. Si a tus nenes les gusta Tom y Jerry y quieren ir al cine después de tanto tiempo, va a ser una experiencia que los va a entretener , aunque sea algo pasajero y olvidable.

Calificación 4/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s