Análisis: Stranger of Paradise: Final Fantasy Origin para PC

Por Maximiliano Perez


Producido en conjunto por Square Enix y Team Ninja, esta nueva entrega se trata de un spin-off del primer juego de la saga, contando la historia de una manera muy diferente a la original, de una forma completamente distinta al RPG por turnos, volcándose de lleno a la acción frenética y a su vez conservando elementos del clásico JRPG. Veamos en mayor detalle de que se trata este juego, cuáles son sus puntos fuertes y lo que menos nos gustó.


Debo confesar que como fanático de la saga Final Fantasy, Stranger of Paradise me generó muchas dudas al momento en que se fueron presentando los primeros trailers del juego, con ésas cinemáticas particularmente exageradas en la que el protagonista, Jack, repetía hasta el cansancio su necesidad de derrotar a su enemigo “CAOS”, escenarios que no tenían mucho que ofrecer a la vista y algunas secuencias de combate que no decían mucho. Qué bueno que a veces las primeras impresiones no son las definitivas, o no del todo.


Stranger of Paradise nos pone en la piel de Jack, uno de los legendarios “Guerreros de la Luz” con el cual debemos reestablecer la paz, la luz y la esperanza en el mundo, acompañados en principio por Jed y Ash, nos embarcaremos en una aventura en la cual iremos conociendo nuevos personajes que se unirán a nuestra causa y a su vez recuperando las memorias perdidas de nuestro emblemático protagonista. Sin entrar en mayores detalles para evitar cualquier tipo de spoiler, la historia del juego mejora progresivamente iremos avanzando en el mismo, decir que la primera hora de juego fue realmente confusa y sin mucho sentido es ser bastante considerado con la narrativa de Stranger of Paradise, pero en cuanto tomemos envión y comencemos a avanzar de misión en misión, el juego mejora bastante. Lamentablemente, no logra despegar y posicionarse en un lugar épico a nivel argumental, sintiendo que muchas veces se pudo aprovechar mejor la oportunidad de este spin-off de un título tan clásico.


El juego no tiene un atisbo de mundo abierto, sino más bien misiones auto conclusivas donde iremos de un punto “A” a punto “B”, eliminando enemigos, abriendo cofres, adquiriendo nuevos ítems y solo realizando un mínimo de exploración para encontrar algún que otro extra, pero no esperen escenarios complejos, con puzles complicados, habitaciones realmente secretas o cosas de ésa índole. Si bien los juegos lineales no están mal en sí mismos, creo que mis expectativas en cuanto a la exploración en Stranger of Paradise no fueron cumplidas en ningún aspecto. Si sos como yo que te gusta mucho explorar al máximo cada escenario, lamento comunicarte que acá estamos en uno de los puntos más flojos del título. Tampoco mejora el hecho de que los niveles sean muy dispares en cuanto a contenido y ambientación, sintiendo qué algunos de ellos les dedicaron muchísimo más trabajo y ganas que a otros. Esto se nota no solo en la carencia de elementos decorativos, sino hasta en la irregularidad de los efectos de iluminación de algunos escenarios y en como tenemos que recorrerlos, algunos niveles realmente atractivos y otros que vamos a agradecer en cuanto terminemos de recorrerlo para salir de ése espacio vacío y obtuso, carente de todo diseño o atractivo para el jugador. Esto además perjudica el poder de rejugabilidad del juego y las misiones secundarias que desbloqueamos cuando terminamos la misión principal en dicho escenario, ¿Cuántas ganas nos van a quedar de hacer algo extra en un lugar monótono y lúgubre?


En donde si brilla Stranger of Paradise es en su gameplay. El sistema de combate es como mínimo tremendamente entretenido, con una amplia gama de diferentes enemigos, cada uno con mecánicas y movimientos distintos, que harán que cada combate se sienta divertido y a la vez justo. El juego ofrece 4 niveles de dificultad que podremos cambiar antes de empezar una misión a nuestro antojo. Una vez elegida la dificultad, no se podrá cambiar hasta finalizar ésa misión. El nivel de dificultad más alto supone un verdadero reto hasta para los más experimentados jugadores de juegos de acción. Si esto nos parece demasiado, podremos optar por un dificultar intermedia, fácil o directamente casual, esta última por si queremos distendernos en el sillón y jugar completamente tranquilos y sin mucho esfuerzo. Los jefes, a su vez, proponen batallas muy entretenidas, con diseños épicos como nos tiene acostumbrado Square, con ataques realmente deslumbrantes, que harán de cualquier nivel un verdadero cierre de telón de una forma épica.


El factor clave para que los combates sean tan entretenidos es el “Sistema de Trabajos” y Habilidades que nos ofrece Stranger Of Paradise. A medida que avancemos en el juego, iremos consiguiendo distintos tipos de armas que desbloquearan nuevos y distintos trabajos, Guerrero, Espadachín, Samurái, Mago, etc. Estos distintos trabajos aportaran ataques diferentes y mecánicas únicas entre sí, por ejemplo como Guerrero podremos realizar un Grito de Furia para recuperar salud y al mismo tiempo infligir daño a nuestros enemigos, siendo un Mago podremos invocar hechizos de distintos elementos para atacar a distancia o siendo un Samurái dispondremos de otros ataques para destruir a nuestros rivales. Cada trabajo cuenta con su propio nivel y además un árbol de habilidades que iremos mejorando mientras más utilicemos ésa clase. Además de ir desbloqueando mejoras y nuevos ataques para cada clase, también podremos desbloquear “Trabajos Avanzados”, los cuales profundizan el trabajo base, añadiendo nuevas habilidades y distintos ataques. El sistema de Trabajos realmente me gustó, se siente muy bien logrado, no solo aporta muchísimo en cuanto a la jugabilidad, si no que la forma de mejorar cada clase es simple y la recompensa por hacerlo es muy gratificante, en particular cuando obtengamos habilidades devastadoras que harán de algunos combates un paseo por el campo aún en la dificultad más alta. Por si esto no fuera poco, el juego ofrece distintas mecánicas, como la barra de ruptura, que consiste en “romper” las defensas del enemigo, dejándolo vulnerable, en donde podemos realizar una ejecución llamada “rompeanima”, transformando al enemigo en cristal y destrozándolo en una corta pero muy entretenida animación. También tenemos a nuestra disposición la técnica “corazanima”, que consta de crear un escudo para repeler los ataques y recuperar nuestra barra de PM, necesaria para poder utilizar habilidades o poderes en el campo de batalla.


No hablaríamos de un RPG si no mencionáramos el loot, algo que abunda en Stranger of Paradise y por momentos se siente abrumador. Teniendo tantas clases de Trabajos distintos y diferentes armas y armaduras, que a su vez traen diferentes tipos de atributos, afinidad y mejoras con las cuales modificar las estadísticas de nuestros personajes. Para suerte nuestra, el juego cuenta con un botón para optimizar automáticamente el equipo, sin tener que perder demasiado tiempo tratando de exprimir al máximo nuestro potencial. También podremos mejorar nuestros ítems con el armero, que si bien añade algo extra en el juego, a fin de cuentas no tiene gran peso por si mismo y hasta se siente innecesario considerando la cantidad de objetos que obtendremos por el simple hecho de eliminar enemigos.


La durabilidad del juego depende ampliamente en nuestras habilidades para finalizar las misiones y en la dificultad que elijamos, pero como mínimo nos va a llevar más de 20 horas sin contar todas las misiones secundarías por hacer, que alargan la durabilidad hasta pasadas las 30 horas sin mucho problema. El juego ofrece la posibilidad de cooperativo en línea de hasta tres jugadores pudiendo realizar en conjunto todas las misiones del juego.


A nivel técnico, el juego deja muchísimo que desear, desde bajones de FPS, tanto en el gameplay como hasta en las cinemáticas, hasta problemas visuales como errores en las texturas, iluminación o efectos. Si bien la banda sonora es buena, esperaba muchísimo más. En los escenarios si bien la música de fondo no es mala, es MUY repetitiva y cansa, en particular si nos enfocamos en hacer las misiones secundarias. La experiencia del juego en PC se siente como si se tratar de un port con muchas falencias. De hecho, a mi primera partida tuve que eliminarla y volver a comenzar el juego desde cero, ya que me encontré con un bug que cuando iniciaba una cinemática solo se escuchaban las voces de los diálogos y lo único que me mostraba era una pantalla en negro con los diálogos, algo que abunda en este título y lo sentí como un problema realmente grave.


Stranger of Paradise se siente como un experimento inconcluso y precipitado. Ofrece una novedad a la franquicia de Final Fantasy mediante el estilo hack ’n slash, aportando combates cargados de acción y resultando en el aspecto más destacado del título. Lamentablemente el resto de sus aspectos se los nota mucho menos inspirados. El diseño de niveles es precario y anticuado, los gráficos están lejos de los estándares de un título AAA para el 2022 y en lo narrativo no aporta mucho a la franquicia. Quizás los jugadores más fanáticos de la saga sepan disfrutar de algunos aspectos de Stranger of Paradise, pero cuesta recomendárselo a alguien nuevo en la franquicia teniendo otros juegos de este tipo mucho mejores en cualquier aspecto y por menos dinero.


Calificación: 6/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s