Análisis: Biomotor Unitron para Nintendo Switch



Por Luciano Macchioli

La Neo Geo Pocket Color fue una consola portátil lanzada al mercado en el año 1999. En esa época, no existía prácticamente competidor para Nintendo en dicho terreno. Es por eso que los juegos de su catálogo resultaron esquivos para la mayoría de jugadores. En nombre de la preservación de los videojuegos, celebro que existan estos relanzamientos en las consolas de actual generación. Ahora le tocó a Biomotor Unitron, RPG de mechas.


En este título nos pondremos en los zapatos de un Unitron Master, un robot que deberá ser piloteado por nosotros y con quien deberemos batallar para ser los mejores en la ciudad de Rhafiace. El más que simple argumento nos es suficiente para un juego que centra su atención en el gameplay.


El mundo que nos presenta está plagado de monstruos, a quienes debemos ir derrotando en batallas por turnos con el objetivo de conseguir mejoras para nuestro robot. Lo cierto es que las mazmorras están pobremente diseñadas y no representan desafío alguno. El hecho de que existan armas que son más efectivas con ciertos enemigos (algo así como la tabla de tipos de Pokémon) hace que todas las zonas puedan ser superadas con facilidad. Y los encuentros aleatorios cada dos pasos contribuyen al aburrimiento.


La curva de dificultad es inexistente. Con sólo unos minutos de leveleo, se puede acceder a la compra de mejoras para el Unitron y, a partir de allí, será muy difícil que el jugador sea derrotado.
El apartado artístico cumple con lo esperable de un título portátil de casi 25 años. Los entornos, enemigos, NPCs y demás presentan un pixelart bien trabajado, con la buena compañía de una banda sonora en 8 bits. La interfaz que presenta este relanzamiento es la correcta, con la consola original ocupando la pantalla, además de otras funciones.


La existencia de Biomotor Unitron en Nintendo Switch es extraña. Si bien es un juego que puede llegar a entretener un puñado de horas, no presenta ninguna característica que lo distinga: no tiene mecánicas originales, no se trata de una saga de renombre, no tiene un gameplay desafiante. Tiene todos los condimentos para ser olvidado tan pronto se deje de jugar. Y el formato de distribución individual, a pesar de un precio accesible de 8 dólares, no favorece a la llegada de más jugadores, como sí lo haría una compilación de varios títulos.


A pesar de los puntos medianamente destacables que Biomotor Unitron tiene, no me da una sola excusa para recomendarlo.


Calificación: 5/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s