Crítica: La pasión según Lorca

Federico García Lorca (1898 – 1936), español, granadino, poeta, dramaturgo. Amigo de Buñuel, de Dalí, de Rafael Alberti, de Manuel de Falla, de Pablo Neruda. Escribió “Romancero Gitano”, “Bodas de Sangre”, “Yerma”, entre otros bellísimos textos. Alguna vez caminó estas calles de Buenos Aires.

pastedImage
En la escritura de Lorca la sangre bulle, se convierte en denso cuerpo de acción.
El deseo la seduce, la encabrita como un toro brioso. Y es el deseo lo que subyace
en lo profundo, también en la superficie, en la saga de las Alba.
Bernarda Alba se convierte en viuda por segunda vez, se recluye, y con ella a sus cinco hijas, imponiendoles un luto cerril y asfixiante. Está prohibido que salgan de la casa, está prohibido el contacto con hombres, que se vistan sin luto, en suma: está prohibido el deseo. ¿Es posible cortarle las alas al deseo?
La figura de Pepe el Romano, con su sensualidad omnipresente, actúa como
catalizador de los conflictos en juego, un revulsivo, el perfecto enemigo que da la talla, para enfrentar el orden establecido por la rígida Bernarda.
La obra, escrita en 1936, fue estrenada en Buenos Aires en 1945. Establece un
claro paralelo con las ideas políticas en la España de los ´30. Y avizoraba la brutal guerra civil en ciernes y posterior dictadura de casi 40 años.
La puesta en escena está diseñada sobre la estructura narrativa del texto lorquiano, extrapolando escenas y personajes, e intervenida con fragmentos de poemas y prosa del granadino.
Con buenas actuaciones, sobresale Fernando Atias, como el presentador/narrador, ora personajes de la obra, ora tramoyista en escena, o el propio Lorca. Su trabajo se destaca.

La escenografía es despojada y con pocos dispositivos, criteriosamente
utilizados por los actores. La música en vivo permite un mayor lucimiento del elenco e induce al espectador a adentrarse en el espectáculo.
F.G.L. dijo una vez en un reportaje: “El mundo está detenido ante el hambre que asola a los pueblos. Yo lo tengo visto. Van dos hombres por la orilla de un río: uno es rico, el otro pobre. Uno lleva la barriga llena, el otro pone sucio el aire con sus bostezos.

El rico dice ¨Qué barca más linda se ve por el agua! Mire ud. El lirio que florece en la orilla!¨ Y el pobre reza ¨Tengo hambre, mucha hambre¨. El día que el hambre desaparezca va a producirse en el mundo la explosión espiritual más
grande que jamás conoció la humanidad…
Ese hombre, Federico García Lorca, fué arrastrado a la vera de un camino, una
madrugada de 1936, y fusilado. Por homosexual, por querer que no haya hambre, por poeta, por su alegría, por su limpia mirada, Federico, fue fusilado.
Junto con un maestro y dos banderilleros. Señoras y señores: es un texto de García Lorca, rindamos los honores a uno de los nuestros.

Ficha técnica:

Dramaturgia: María Inés Azzarri, Mariela Maehokama, Carolina Baigorria

Elenco: Mariela Verde, Eloísa Colussi, Fernando Atias

Música original y en vivo: Alberto Jiménez

Iluminación: Ariel Bottor

Gestión operativa: Cecilia Pérez Declercq

Producción ejecutiva: Mariana Zarnicki

Prensa y difusión: Kazeta Prensa.

Fotografía: Karina Macchioli.

Realización de vestuario: Allegra Dee

Diseño gráfico: Verónica Martorelli

Dirección, puesta en escena y vestuario: María Inés Azzarri

Funciones: Domingos 21hs . Espacio No Avestruz (Humboldt 1857)
A. R. Belano

Anuncios

Deja un comentario