Crítica: Un Delirio de Acción

Una parodia trash a ciertos íconos de la cultura de masas.

Cristian y John son dos policías que viven en una ciudad plagada de crímenes por culpa del mafioso Alexander. Tendrán que trabajar en equipo para resolver un caso sobre una pieza egipcia que puede traer objetos inanimados a la vida y así salvar el mundo antes que pasen sucesos… delirantes…

Esta dupla es enviada a cumplir una misión. Para eso, deberá aprender a trabajar en equipo y superar sus diferencias en medio de una lluvia de balas sin mayor resguardo que una repisa diminuta, en el mejor de los casos. Parodiando el estilo de las películas de acción más populares como Duro de Matar, los personajes necesarios para que la trama avance son preservados para que lleguen oportunamente y bien peinados a la pelea final, a pesar de todas las vicisitudes que surgen en el camino.

Desde las series policiales de los años 80, pasando por la época dorada de la industria del cine de acción, a los clásicos nacionales como Nueve Reinas y Esperando la Carroza, la película aborda un sinfín de referencias a las que muchos accedimos en su momento gracias a algunos memes y videos virales.

El grupo de trabajo explora la estética de lo berreta para alcanzar un resultado completamente honesto en cuanto a la historia que se quiere contar. Se trata de una película plagada de errores (realizados a propósito), con actuaciones bellamente bizarras y sobre-exageradas, variedades lingüísticas llevadas al extremo de su mal uso y chistes políticamente incorrectos hechos sin culpa. Tiene cero coherencia en su discurso y en su montaje; es un delirio total. Y en eso radica su genialidad, en la ilusión de espontaneidad e improvisación que transmiten a los espectadores.

Este tipo de producciones realizadas a pulmón y entre amigos se rebelan en contra de las películas hechas para lucrar y ensalzan lo autogestivo y honesto: hacer lo que se quiere, sin reparar en la adhesión o no a la propuesta.

Vale la pena conocer este tipo de películas para repensar qué consideramos “buen” y “mal” cine, porque conocer estéticas similares a Un Delirio de Acción nos puede dar una pista sobre qué se está gestando ahora en el fandom de Buenos Aires y es un registro válido para que los sociólogos del futuro puedan descubrir cómo algunos frikis éramos interpelados por los productos culturales mainstream allá, por el año 2017.

Un Delirio de Acción fue presentado la noche del martes 28 de noviembre en el cine Artemultiplex de Belgrano a sala llena y próximamente estará disponible en DVD.

Calificación: 8/10

Lara Salinas

DATOS DE LA PELÍCULA

TITULO ORIGINAL: Un Delirio de Acción

AÑO: 2017

DURACCION: 87 min

PAÍS: Argentina

DIRECCIÓN: Lucas Jonh Martínez

CO – DIRECCIÓN: M. Florencia Aguilar y Jonathan Gómez

GUIÓN: Lucas Jonh Martínez y Jonathan Gómez

MÚSICA: Ancient Tech (Fazerton)

DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA: M. Florencia Aguilar, Ariel Fontana, Luciana Vivani, Lucas Jonh Martínez

REPARTO: Luis Bordis (Cristian), Lucas Jonh Martínez (Jonh), M. Florencia Aguilar (Natali), Leandro Nassiff (Arnold), Vanina Langley (Natasha), Gerardo Pérez Palacios (Alexander), Jonathan Gómez (Tyler)

GENERO: Comedia Policial

DISTRIBUIDORA: Skywalker Colection Inc

PRODUCTOR: Lucas Jonh Martínez

PRODUCTOR EJECUTIVO: Luis Bordis

EFECTOS VISUALES: Lucas Jonh Martínez

EFECTOS ESPECIALES: Leandro Nassiff, M. Florencia Aguilar

VESTUARIO: M. Florencia Aguilar, Vanina Langley, Leandro Nassiff, Lucas Jonh Martínez

DISEÑO DE PRODUCCIÓN: Lucas Jonh Martínez

DIRECCIÓN ARTÍSTICA: Vanina Langley, M. Florencia Aguilar, Lucas Jonh Martínez

TRAILER: Link

Anuncios

Deja un comentario