Crítica: La fiesta de la vida (C’est la vie)

La fiesta de la vida es una película de origen francés , que narra la historia de gente que trabaja en la organización de bodas , teniendo un día partícular en un casamiento especial. El film tiene como interesante la forma en que se narra el relato , siendo una comedia en donde importa el correr de los minutos y las horas , en ese intento de tratar de que todo no resulte un desastre, tanto en lo personal como en lo profesional. Una comedia atípica , con buen desarrollo de los personajes y un excelente ritmo para entretenerse con lo estresante que puede resultar una boda.

Pierre y Helena están a punto de vivir un momento muy especial. Se van a casar en un castillo francés del siglo XVIII y, para que la noche sea mágica, cuentan con la ayuda de Max Angély (Jean-Pierre Bacri), el jefe de catering; James, el DJ (Gilles Lellouche) y Guy (Jean-Paul Rouve), el fotógrafo profesional. Pero los eventos adquirirán un ritmo frenético y el personal detrás de bambalinas cobrará un excéntrico protagonismo en esta comedia con tintes de crítica social.

Es común que en un ambiente de trabajo surjan cosas como amoríos, discusiones y todo tipo de problemas entre gente que convive en un medio laboral. La cuestión es que este medio es dentro de la organización de un evento de tal magnitud como lo es un casamiento , las situaciones pueden surgir pero el evento debe continuar y salir de la mejor forma pase lo que pase. En esta ocasión al equipo le ha tocado organizar la boda de un hombre excéntrico, arrogante e insoportable. ¿El cliente siempre tiene la razón ? Pues siguiendo ese lema se intenta seguir los extraños pedidos mientras se lidia con problemas internos entre el personal de los organizadores. Max Angely es el jefe de catering , quien tiene un amorío frustrado con una de sus empleadas , quien en medio de la boda se busca a otro para causarle celos , su cuñado se encuentra con un viejo amor quien es la mismísima novia , y así suceden cosas con varios personajes . Es una película de personajes , si bien gran parte del protagonismo la tiene el jefe catering, más bien es el quién dirige el camino del relato dentro de una historia coral de personajes , fresca y divertida.

En cuanto a las actuaciones , como había mencionado antes , se trata de una historia coral , donde cada personaje tiene algo para contar en mayor o menor medida. El trabajo actoral se mide en su conjunto y es algo que se encuentra muy bien dirigido , centrado en situaciones absurdas y cómicas , sin olvidar la reflexión final.

La fiesta de la vida es una interesante propuesta que nos invita a conocer el proceso de organización de una boda desde adentro . Desde las personas que viven del festejo del otro, y sabemos que tienen una vida a parte de ello . Es una película entretenida , con buenas dosis de comedia aunque no te den ganas de casarte por un largo tiempo.

Calificación 8/10

Título original : C’est la vie

Duración: 115 minutos.

Reparto: Jean-Pierre Bacri, Jean-Paul Rouve, Gilles Lellouche.

Director: Eric Toledano, Olivier Nakache.

País de Origen: Francia

Estreno Argentina : 15 de febrero de 2018

Anuncios

Deja un comentario