Reseña : Paraty, de Lukas Bärfuss

Una pareja en pleno divorcio, una niña trofeo en el medio y un niñero improbable conforman la historia de Paraty. Esta obra de Lukas Bärfuss, dirigida por Cecilia Bassano y Carla Pantanali, reestrenó en El Camarín de las Musas una nueva temporada.

Nuestros protagonistas, una pareja en crisis intentando llevar adelante un divorcio pacífico, no logran ponerse de acuerdo con quién cuidará de su pequeña hija en un fin de semana en el que los dos quieren irse de viaje. La única opción posible parece ser dejarla con un adolescente conocido, aspirante a cineasta con delirios de grandeza.

Para Miguel, liberarse de su responsabilidad de padre ese fin de semana implica poder participar de un congreso de medicina importante para su carrera. Para Vera, poder irse con su nueva pareja a recorrer galerías de arte en Brasil. Si esa es toda la información que tenemos, podríamos pensar que Vera es quien está errada y podría ser más flexible. Sin embargo, ese fin de semana a Miguel le tocaba cuidar de su hija según el arreglo de tenencia compartida. Miguel debería ocuparse de cumplir con este deber, o bien resolver quién lo hará en su lugar. Con este simple dato, cambia todo. Porque pareciera ser que, a los ojos de la sociedad, la madre siempre tiene más responsabilidad que el padre. Pareciera ser que un padre puede justificadamente dejar de cumplir su responsabilidad, mientras que una madre siempre es madre antes que profesional, antes que mujer. Qué es lo que cada uno de ellos tenía que hacer ese fin de semana no es juzgable, porque ambos tienen derecho a tener una profesión y una vida personal, en la que por supuesto deberían poder incluir a su hija.

Esta desesperación y manipulación de la hija trofeo tiene consecuencias irreversibles. El final resulta un poco moralista y hace un poco de ruido, especialmente cuando el planteo anteriormente desarrollado resultaba interesante. El desarrollo del personaje de Ale, el niñero, se vuelve bastante inverosímil y, nuevamente, desvía la atención de lo que podría haber sido un planteo relevante.

Más allá del final desconcertante, las actuaciones de todos son muy buenas y se aprecia la construcción de los personajes que cada actor hace desde su individualidad.

Ficha Técnica:
Autoría: Lukas Bärfuss (Traducción y adaptación de “Málaga” por Cecilia Bassano)
Dirección y producción: Cecilia Bassano / Carla Pantanali
Elenco: Carla Pantanali, Pablo Caramelo, Julián Infantino
Asistente de dirección y Community Manager: Milagros Andaluz
Escenografía: Magali Acha
Asistente de Escenografía: Vanesa Giraldo
Sonido: Carla Pantanali
Vestuario: Emilia Tambutti
Asistente de vestuario: Daniela Samponi
Iluminación: Matías Sendón
Prensa: Octavia Comunicación
Fotografía: Sandra Cartasso

Funciones: miércoles, 21:00 h.
Reservas: 4862 0655
Espacio: Mario Bravo 960, CABA
Entrada: $250
Web: El camarín de las Musas

Sol Grunschlager

Anuncios

Deja un comentario