Reseña: Asesinato para dos

Un gran novelista es asesinado en su mansión, el preciso día de su cumpleaños, al ingresar en su casa, cuando un peculiar grupo de amigos le tenía preparado una fiesta sorpresa. Y vaya que lo fue: como velita, un disparo en la frente.

El oficial Marcus Moscowicz es un policía de una pequeña ciudad, que sueña convertirse en detective.

Una fatídica noche, se escuchan disparos en la fiesta de cumpleaños sorpresa del gran novelista americano Alfred Whitney, siendo el escritor fatalmente asesinado. Como el detective más cercano se encuentra a una hora de distancia, Moscowicz ve la oportunidad de probar sus habilidades con la ayuda de su silencioso socio, Lou. Pero, ¿quién cometió el asesinato? ¿Fue Daliah Whitney, la esposa sin protagonismo de Alfred, la que le dio un gran final? ¿Es Barret Lewis, la prima ballerina, la principal sospechosa? ¿Era el Dr. Griffith, el psiquiatra excesivamente amable, un enemigo disfrazado de amigo? ¿O sería posible que fuera uno de los niños del coro? Marcus tiene muy poco tiempo para encontrar al asesino y hacerse de un nombre antes de que el verdadero detective llegue

Un policía local, ante la tardanza de los federales, ve la oportunidad de intervenir en la resolución del caso y se hace pasar por detective, junto con su “mudo” amigo. Y en el devenir de ese esclarecimiento, en sus maneras, interrogantes, sus atajos e intrigas, en ellos está el encanto de esta propuesta.

Este musical, estructurado narrativamente como un policial clásico (al estilo británico), pero con un constante tono de comedia, vibrante y sorpresivo, lleva al espectador a una perdurable duda de su resolución eficaz y a la perenne risa.

Las interpretaciones, en los rubros actorales y musicales, de Hernán Matorra y Santiago Otero Ramos, son de un talento singular. Porque el asunto no estriba en hacer mucho (y vaya que estos dos actores realizan mucho) sino en hacerlo bien. En especial Otero Ramos: es un actor de virtuosismo deslumbrante. Interpreta de forma camaleónica una decena de personajes, con un histrionismo apabullante, al punto de establecer un código de complicidad con el público.

La dirección musical de Gabriel Goldman es tan simple como contundente, al servicio de la historia y permitiendo el total lucimiento de los actores. La escenografía de René Diviú da cuenta de una mansión decimonónica, que remite al mundo imaginario de Agatha Christie y es a la vez funcional y narrativa.

Excelente la dirección de Gonzalo Castagnino, que mantiene un vertiginoso ritmo, y coordina con precisión los recursos creativos, superlativo en éste proyecto, para que estén al servicio de lo que se cuenta. Se trata de una excelente propuesta que tuvo un exitoso recorrido en el cultural San Martín y en Mar Del plata, ahora desembarcando en plena calle corrientes, haciendo gran uso del espacio que ofrece el Metropólitan Sura. Esperamos que hayan “asesinatos” para rato…

ASESINATO PARA DOS

de Joe Kinosian y Kellen Blair

Intérpretes

Hernán Matorra

Santiago Otero Ramos

Diseño de escenografía y vestuario: René Diviú

Traducción y adaptación: Marcelo Kotliar

Dirección musical: Gabriel Goldman

Iluminación: Gabriel Ascorti

Coreografía: Joli Maglio

Stage Manager: Javier Schvindlerman

2º Stage Manager: Katherina Ortiz

Fotografía: Fuentes 2 Fernández Fotografía

Video: Her Majesty Fotografía

Diseño gráfico: Aba Ideas

Realización de escenografía: Francisco Paciullo – Alejandro Argañaraz

Realización de vestuario: Marta Dieguez

Arte: Sebastián Ghioni

Comunicación: Marcelo Boccia, Carlos Mazalán y Ariel Zappone para BMZ Comunicaciones

Producción ejecutiva: Maxi López

Producción: Juan Iacoponi

Dirección: Gonzalo Castagnino

Redes Sociales

Twitter, Facebook e Instagram: @asesinatopara2

Desde el 03 de abril, todos los martes 20:30 hs.

Teatro Metropolitan Sura, Av. Corrientes 1343, CABA

Entrada única $400.-

En venta en la boletería del teatro y Plateanet

Anuncios

Deja un comentario