Reseña: Amarillo, de Carlos Somigliana

Por Maximiliano Pouchan

“Desconfíen del amarillo: Es el oro donde confluyen todas las ambiciones innobles.”

La historia nos ubica en la Antigua Roma. Cayo Graco, el menor de los dos hijos de Cornelia, se alza con la bandera que ha dejado su hermano asesinado y se presenta a elecciones como candidato a tribuno.

Viéndolo profundamente movilizado por la sed de justicia y temiendo una tragedia, quienes forman parte de su círculo íntimo, le advierten y se oponen. Pero Cayo no teme enfrentar a su destino y sale a buscar el favor de la plebe.Tras ser elegido, impulsa reformas que limita el privilegio de los aristócratas y promueve leyes que favorecen al pueblo. Se transforma así, en el líder de los desposeídos y en el peor enemigo de la nobleza romana.

El enfrentamiento será inevitable. El Peso del poder político y económico se hará notar. Los Patricios darán pelea valiéndose de engaños y traiciones; seduciendo a ignorantes y débiles de espíritu; y creando un entramado perverso, donde el pueblo terminara siendo el cómplice de una trampa fatal.

Amarillo es una obra compleja que el director aborda con inteligencia y talento.

Ha creado un diseño del espacio que se articula perfectamente con el desplazamiento de los personajes y este movimiento hace un aporte constante a la narración brindándonos un relato con la descripción precisa, que en combinación con la luz se vuelve dinámico y de fácil compresión. Logrando así, una síntesis profunda y bien acabada del texto.

El diseño de vestuario es tan simple como brillante. Mezcla piezas que suponemos antiguas con otras actuales entablando en vínculo entre el pasado y presente que se desdibuja casi de forma imperceptible. Algunas prendas le dan peso y forma a los personajes y les brinda caracteristicas increíblemente poderosas.

Las interpretaciones son sólidas y destacables todas. Hay decisiones de dirección, en cuanto al registro y composición, interesantísimas. Podemos ver mucho más que personajes de la antigua Roma y héroes con destinos trágicos. Existe una lectura y un propósito.

Es irremediable y no es casual el paralelo con la actualidad. La obra una reflexión en escena sobre como la política y sus mecanismos, agitan las pasiones del pueblo para valerse de lo peor de ellas y construir poder.

“Amarillo es el oro, y el oro es la cloaca donde confluyen todas las ambiciones innobles.

Amarilla es la cólera de los cobardes, que chapotea en un océano de bilis.

Y finalmente, amarilla es la envidia, que es la peor de las pasiones, porque es el crimen de los mediocres.”

Ficha técnico artístico

Autoría: Carlos Somigliana / Adaptación: Facundo Ramírez / Actúan: Patricia Becker, Gustavo Chantada, Manuel Fernández Otacehe, Pablo Finamore, Matías Garnica, Luciano Linardi, Mario Mahler, Mario Petrosini, Facundo Ramírez, Manuel Martinez Sobrado, Luciana Ulrich, Manuel Vignau /Vestuario: Pia Drugueri / Escenografía: Pia Drugueri / Iluminación: Roberto Traferri / Maquillaje: Dora Angélica Roldan / Realización de escenografia: Diego Antonietta / Realización de vestuario: Estudio Cabuli Suarez, Pia Drugueri / Fotografía: Fernando Lendoiro / Diseño gráfico: Fernando Lendoiro / Asistencia de dirección: Manuel Fernández Otacehe, Jazmin Rios / Producción ejecutiva: Rosalía Celentano / Producción: Manuel Fernández Otacehe, Facundo Ramírez / Dirección: Facundo Ramírez

Duración: 90 minutos / Clasificaciones: Teatro, Adultos

LUNES 21:00 hs

ANDAMIO ´90 – Paraná 660 – Capital Federal

Reservas: 4373-5670

Anuncios

Deja un comentario