Crítica: Los oportunistas

Crítica de Nicolás Katopodis

Los oportunistas: La nueva película de Paolo Genovese se proyectó en La Semana de Cine Italiano, en el Village Recoleta. Cuenta la historia de una persona cuyo nombre nunca será revelado, en ‘The place’, un bar en algún lugar del mundo. Esta persona recibe con frecuencia a otras por la misma razón: conseguir la ayuda para realizar lo que más desean. Sin embargo, para que se lleve a cabo aquello, es necesario hacer una misión, que varía dependiendo lo que se añora.

La trama podría relacionarse con la moral o la ética, pero el eje es uno: qué estaría dispuesto a hacer cada uno para lograr aquello que realmente desean. Lo interesante llega cuando estas historias se entrecruzan, dándole lugar al espectador a empatizar con la situación que observa.

Casi todas las escenas se llevan a cabo en el bar. Es una película de bajo presupuesto en comparación con los estándares internacionales. Es más: se filmó en doce días. Una película de rodaje muy sencillo teniendo en cuenta también cuál fue el objetivo del director romano antes del rodaje: hablar del alma y de los demonios del ser humano.

La obra es atemporal, ya que puede adjudicarse en cualquier región. Es más, su título original es ‘The place’, en inglés y no italiano, ya que Genovese optó por no darle ninguna esencia de espacio y tiempo. Aunque sea italiana, se puede percibir muy pocos aspectos de aquel país.

Calificación 8/10

Anuncios

Deja un comentario