Crítica de cine: Jeannette

El paisaje campestre de la Francia del siglo XV, allí donde el rio corre cristalino y brillante, es el único testigo de la pasión de una campesina. Conmovida por los huérfanos de la guerra que lloran hambrientos e incapaz de ocultar su patriótico dolor, la joven Jeannette (Lise Leplat Prudhomme) expresa su inquietud por medio del canto ¡Y vaya que si canta la niña! Con el pesar de un pueblo acostas, busca consuelo desesperado ya sea en su amiga Hauviette (Lucile Gauthier) o en la monja sabia de su pueblo, Madame Gervaise (Aline Charles & Elise Charles), mas su infranqueable pena se hará presente en forma de santos y la forzarán a tomar la espada para dirigir al ejército francés hasta la victoria. Y cuando pasen los créditos será difícil imaginar que, dentro de un par de años, esa esperanzada muchacha encontrará su final en una hoguera inglesa.

Cumpliendo su segunda década como director y escritor, Bruno Dumont nos presenta su noveno largometraje: un musical con estética melódica de metal, ambientado en la Francia del 1400 en donde la exaltación por la gloria divina es demostrada por voces elevadas al cielo y cabellos meneándose violentamente con la fuerza de una cabeza centrifugada. Similar a lo acontecido en El Violinista Sobre el Tejado(1971), Jeannette (Cuya actriz me recuerda a Haley Joel Osment, del Sexto Sentido(1999)), conecta con su fe por medio de la voz y el movimiento, siendo esta más intensa cuando se arriban a las notas más poderosas. Y como único testigo de este trayecto, el rio Mosa siempre presente.

Visualmente los colores son intensos, conteniendo una predominancia acuosa de azules potentes (principalmente presentes por el rio, locación céntrica) y tonos verdosos propios del bosque. Sin embargo, no tarda uno en notar la carencia de diversidad de espacios, ocurriendo todo el film en una espacialidad increíblemente reducida, a pesar de ser rodada en exteriores. Esta cualidad se debe a que las propuestas de la puesta de cámara son en gran parte estáticas, limitándose en planos algo sosos que ralentizan la acción, en lugar de acompañarla. Esta dirección genera la sensación de estar viendo una obra teatral, pudiendo alienar en parte a un público más acostumbrado a tradiciones propias del cine.

Otro problema muy evidente es el manejo de la acción. Debido a que el largometraje consiste mayoritariamente de prolongados solos (que bien podrían equivaler a monólogos), los cuales se dedican a contar antes que mostrar, los acontecimientos aparecen insulsos o carentes de relevancia. A los personajes les ocurren cosas pero todas son invisibles, ya que ocurren por debajo de su piel o fuera de plano. Cuando se refiere al conflicto de Jeannette, solo podríamos hablar de una exteriorización del mismo ante la aparición de las figuras del culto católico (Ya sea la Madame o los santos). Y resultaría inútil señalar este maltrato al relato como único defecto, ya que a nivel actoral también deja mucho que desear. Las entregas son blandas, miradas perdidas y bocas semi-abiertas esperando su próximo pie. Y para rematarlo todo, el tío de Jeannette aparece hacia el final de la película, moviendo las manos como si fuese un artista urbano, desentonando con toda la armonía acarreada por los rasgos religiosos previos.

En resumidas cuentas es una curiosidad para el mundo melódico, pudiendo ser apreciada como una muestra artística exótica, pero sin dejar de ser un largometraje aburrido y difícil de tragar. Es comparable con aquella obra escolar a la que se asiste porque actúa una sobrina: confusa, engorrosa, con actores desentonados, pero un gran espíritu de fondo que se deja escapar por las voces. Sin embargo ni los impactantes colores, ni las poderosas gargantas podrán salvar a esta película de su merecida hoguera.

Calificación: 4.0/10

FICHA TÉCNICA
Guion y Dirección: Bruno Dumont

Basada en las novelas de Charles Péguy

Música compuesta por: IGORRR

Compositores adicionales: Nils Cheville, Laure Le Prunenec, Aline Charles, Elise Charles, Anaïs Rivière

Coreógrafos: Philippe Decouflé, Clémence Galliard, Aline Charles, Elise Charles, Nicolas Leclaire, Victoria Lefebvre, Jeanne Voisin

Dirección de Fotografía: Guillaume Deffontaines

Edición: Bruno Dumont, Basile Belkhiri

Sonido: Philippe Lecoeur

Diseño de Sonido: Romain Ozanne

Producción: Jean Bréhat, Rachid Bouchareb, Muriel Merlin

Una co producción entre Taos Films, Arte France y Pictanovo

Con el apoyo de Région Hauts de France, en asociación con CNC – Le Fresnoy Studio national des arts contemporains

Otros apoyos: Sacem, Cinemage 10 Développement, Cofinova Developpement 3, Procirep Angoa Agicoa

País: Francia

Año: 2017

Duración: 105 min.

Género: Musical

Distribución: Maco Cine

Gonzalo Borzino

Anuncios

Deja un comentario