Reseña: El juego que todos jugamos

Reseña: Laura Pacheco Mora

A pocos de ustedes, les resultará indiferente esta obra de características tan particulares y atípicas, del maestro Alejandro Jodorowsky, quien se define a sí mismo como “limpiador de sombras, ladrón de sueños, devorador de luciérnagas, y constructor de castillos en el aire”, siempre tan controversial y cuestionado, como todo artista que propone algo diferente.

Se trata de un artista polifacético, escritor, director, cineasta, actor y dramaturgo; que es además el creador de la Psicomagia y en esta ocasión, nos convoca para una reflexión personal a partir de la dramatización de su filosofía del entendimiento del inconsciente.

Esto es en realidad, una grata y liberadora invitación al “no racionalizar”, en términos de nuestros prejuicios, tabúes, miedos, presiones y mandatos sociales impuestos, e intentar un ejercicio de autoconocimiento a través de actos que nos permitan dialogar con el “lenguaje enloquecido, simbólico y onírico” de esta parte de nuestra psiquis, estableciendo así una sintonía que nos posibilita tocar puntos de traumas, inhibiciones y conflictos (de otra forma inaccesibles) para desnudarlos y sanarlos; todo esto, en un marco lúdico y dramático.

El juego que todos jugamos, es una completa y permanente crítica a esta sociedad de mentalidad cerrada y estructurada, representada por un gran cuadrado, que forma parte de la escenografía y nos espera, cambiando de color y matices; éste se irá desestructurando a lo largo de la puesta en escena, para representarnos la necesidad de romper los moldes y la rigidez de nuestros pensamientos y emociones.

El ficticio director “Ernesto”, se burla de los actores y de esta propuesta teatral desde el comienzo hasta el fin, dando a entender la poca importancia del contenido de la misma y situándonos en el “aquí y ahora”.

“La obra tiene que ser como un traje, a la medida del actor, por eso siempre fluctúa …” si tengo un teatro, actores y público, debo hacer una obra que sirva para algo” … “el espectador debe dejar el teatro sintiéndose completamente diferente” … “los actores no son solo actores, son seres humanos” e interactúan con el público, intentando llevarlo a la reflexión.

En definitiva, Jodorowsky nos recuerda que la vida es un juego, tenemos que liberar nuestra mente, cuestionarnos todos los aspectos de nuestra vida y tomar conciencia de que vivimos dentro de una jaula mental, y nos cuestiona que sucedería si nos atrevemos a dudar de todo y de todos, hasta de nosotros mismos.

La propuesta recorre todos los temas, limitaciones, prejuicios y las caretas que elegimos ponernos a diario para interactuar y ser aceptados en sociedad, sin descubrir quiénes somos realmente reprimiendo nuestra verdadera esencia.

Resulta genial la idea de introducir a un actor que hace de “no actor”, en una clara metáfora que alude a los excluidos y marginados de la sociedad. Además, debemos cuidar nuestra columna vertebral, como representación de la fuerza vital que nos sostiene y permite avanzar en nuestra vida, alimentada siempre por la necesidad y la búsqueda de aceptación.

Me llevo y le agradezco a este juego la posibilidad que nos da de experimentar la visión de que lo importante en esta obra, como en la vida misma, no son las representaciones, sino lo que estas significan.

Le pregunto a cada uno: ¿Sabemos qué significado e importancia le damos a nuestro camino y hacia dónde queremos llegar?… ¿la carrera que corremos, cada uno a su ritmo, resuena en nuestro interior?… ¿qué estamos haciendo con nuestros instantes? ¿entendemos que la vida está hecha solo de momentos? ¿Quién sos?

Esta obra, es altamente recomendable, contribuye a nuestro crecimiento, introspección y sanación.

Como dijo Jodorowsky: “Somos todos esclavos de nuestro personaje, creado primeramente por la familia, luego por la sociedad y tercero por la cultura. El camino de la transformación, es liberarse de la esclavitud. Detrás de mil máscaras, soy auténtico.”

FUNCIONES: Sábados a las 23:45hs
Teatro Regina (Av. Santa Fe 1235)
Entradas: Desde $300 en la boletería del teatro y en Plateanet
Anuncios

Deja un comentario