Crítica: Halloween (2018)

Está nueva versión de Halloween supone el regreso del icónico personaje Michael Myers , creado en 1978 por el director John Carpenter. Cómo dato adicional, esta película supone una secuela directa del primer film , olvidándose de todo lo que se estrenó en el medio. También es el regreso de Jamie Lee Curtis en el papel de Laurie Stroode , que regresa para enfrentarse a este villano en una noche de Halloween, 40 años después.

La cinta inicia con un dúo de periodistas que quieren realizar un trabajo de investigación para entender la mente de Michael Myers, aquel despiadado asesino que ahora se encuentra recluido en una institución psiquiátrica de máxima seguridad. A su vez , la noche de Halloween se acera y Laurie Strode se prepara como en todos los años para un posible enfrentamiento. Ella , luego de los sucesos que hace cuarenta años, se ha entrenado y equipado con un gran números de armas para asesinar a Myers si un día se lo encuentra. El problema es que este trauma también ha repercutido en la relación con su familia , con una hija traumada por la crianza dura de su madre y una nieta que poco entiende a su abuela. Justamente el 31 de octubre Michael Mayers escapa , empieza a hacer de las suyas , atrayendo el inminente enfrentamiento con Laurie, ya preparada para lo peor.

Toca destacar que ha sido una buena decisión olvidarse de las secuelas y todo lo que sucedió posterior al primer film para contar esta historia. Si bien han pasado muchísimos años, la película se siente muy cercana a la de Carpenter, mantenimiento la escencia del clásico y añadiendo varios guiños de este.

Lo más novedoso y destacado de esta versión es lo que se ha hecho con el personaje de Jamie Lee Curtis, ya devenida en anciana , se trata de una mujer que se ha hecho fuerte a raíz de aquel suceso traumático que vivió. Mantiene una personalidad agradable pero que a su vez no le tiembla el pulso a la hora de tomar armas, con ciertas reminiscencias a Sarah Connor pero del cine de terror. El enfrentamiento entre estos dos personajes es lo más atractivo del film, aunque en el camino hayan baches en cuanto a las historias secundarias.

En cuanto a los aspectos técnicos y la fotografía se ha tratado de mantener la escencia del primer film , obviamente adaptándose a la época actual . También es para destacar la crudeza de los asesinatos, ya que el director David Gordon Green, ha optado por no alivianar estos aspectos , cosa que en muchos casos sucede con el fin de llegar a un público más amplio.

Halloween es el gran regreso de Michael Myers a la pantalla grande con una adaptación que fiel al film de John Carpenter. Si bien su guión es sencillo y sin grandes sorpresas, vale la pena el enfrentamiento entre la abuelita bad de Jamie Lee Curtis y uno de nuestros asesinos favoritos.

Calificación 8.5/10

Anuncios

Deja un comentario