Crítica: Black Mirror: Bandersnatch

“BLACK MIRROR: BANDERSNATCH” – película interactiva de Charlie Brooher, dirigida por David Slade (Hard Candy) de estreno Netflix. / Crítica: Kristian Colantonio.

FB_IMG_1546469458024.jpg

Se ha estrenado la primera película estilo “elige tu propia aventura” de la plataforma Netflix.  No es la primera, pues hace rato se viene explorando la manera en cómo el espectador puede interactuar o salir de la comodidad de la butaca pero… mantenerlo sin sacar la mirada del espejo negro o del reflejo de la pantalla del celular apagado, como lo llama el propio creador de BlackMirror.  Con ésta, nos adelanta la temática de lo que será la quinta temporada.

Desde mi punto de vista, otra estrategia de Netflix para captar suscriptores (ya que la experiencia requiere ser usuario), y una manera más de hacer un estudio de mercado, pues las elecciones del espectador deben ejecutarse en sólo diez segundos, y eso sí genera una veraz información sobre las próximas estructuras formales.

Más allá de todo análisis y spoiler que la mayoría de los críticos parecen no poder escapar, la trama nos enseña que para seguir adelante en nuestra vida, debemos enfrentar nuestro pasado o seguirás estancado tomando decisiones equivocadas que te harán volver a lo mismo una y otra vez.  

EXTRAS:

“Bandersnatch” ha tardado en estar lista, dieciocho meses entre el planteamiento, el rodaje y la posproducción.

Carla Engelbrecht -hoy responsable de la innovación en las producciones de la compañía- dijo a una revista que “había pasado años trabajando en la intersección de la educación interactiva y la educación de los niños”, conque fue de lo más natural que acabara charlando con el jefe Todd Yellin de cómo podrían brindar experiencias audiovisuales de hiperficción explorativa; y decidieron comenzar con series de animación infantiles de DreamWorks como Buddy Thunderstruck (Ryan Wiesbrock, 2017) o Las aventuras del Gato con Botas (Doug Langdale, 2015-2018), con las mismas “narraciones ramificadas” y dos opciones en cada intersección y diez segundos para escoger entre una y otra para ir hacia distintos destinos.

Para sus narraciones ramificadas, hay dos opciones en cada intersección y diez segundos para escoger entre una y otra e ir hacia distintos destinos

Y en mayo de 2017, se presentaron la idea a Charlie Brooker y a la productora ejecutiva Annabel Jones (Dead Set) para aplicarla a Black Mirror, pero no la recibieron con mucho entusiasmo hasta que se propuso la historia que terminaría rodándose, la de un diseñador de videojuegos ochentero que pretende adaptar una novela como las de Elige tu propia aventura.   Tiempo después, Brooker le presentó a Netflix “un esquema vasto y extenso escrito en el lenguaje de programación de videojuegos Twine, que Brooker se había enseñado a sí mismo porque era la única manera de captar la complejidad intravinculada de todos los diversos afluentes y recursiones de la historia de Bandersnatch”, y consiguiendo su aquiescencia.

(Calificación: 8/10)

Anuncios

Deja un comentario