Crítica: Wifi Ralph

Por Matías Dinardo
La película de animación ‘Wifi Ralph’ es la segunda entrega de esta nueva saga (franquicia) del estudio Disney. El primer título fue ‘Ralph el demoledor’. Disney ya tiene en su haber varios films de animación computarizada fuertes por su cuenta, sin contar con Pixar de por medio (‘Enredados’, ‘Frozen’, ‘Moana’, ‘Zootopia’, por nombrar algunos) que hasta se dan el lujo de burlarse de nuestro querido Pixar cuando aparece la única princesa de este estudio, Merida, de la película ‘Valiente’. Un pequeño chiste referencial y autoreferencial del cual está lleno este largometraje donde la premisa es meterse en Internet.

FB_IMG_1546539688046

Muchos de los productos creados (o adquiridos) por el gigante monopolio de Disney aparecen aquí. Por momentos es abrumador y al mismo tiempo interesante. Logran articularlo de tal manera que no sea tan obvio, aunque sí evidente, la necesidad de mostrarnos su mundo y su imperio. Las princesas de la mayoría de las películas de animación 2D, desde ‘Blancanieves’ hasta nuestros días, tienen algunas de las mejores escenas de la película, incidiendo de manera activa a la trama principal (sí, más que en los trailers). También aparecen los Storm Troopers de ‘Star Wars’, Groot de ‘Los Guardianes de la Galaxia’, Igor de ‘Winnie the Pooh’ y un largo etcétera. También muchas marcas de Internet como Google, Wikipedia o Twitter.
Más allá de toda esta mezcla que puede ser superficial, el poder de la película radica en que busca una conexión emocional con los personajes. El desparpajo visual ya lo dábamos por descontado. El resultado es una película entretenida para grandes y chicos con cierta profundidad a la hora de contar el vínculo entre Ralph y Vanellope. Es una buena opción veraniega para aprovechar el aire acondicionado de la sala de cine acompañando a los más pequeños de la familia.
Calificación: 7/10

Anuncios

Deja un comentario