Análisis: Solo: Islands of the heart

Análisis de Solo: Islands of the Heart

en Nintendo Switch de Merge Games y Team Gotham

por Agustín Czyrka

Un juego para explorar y Cuestionar tu relación con el Amor

La Historia: El juego busca ser intimista y requiere que te involucres con la historia. El personaje que elijas te representa a vos, y también debés elegir al personaje con el que compartís una relación amorosa (o la falta de una, o buscás la ideal, etc. El juego es amplio y expansivo en no limitarte en este sentido).

Empezás reposando en una silla tranquilo y al poco tiempo descubrís a espíritus de tu mente que te hacen preguntas íntimas y esperan tus respuestas sinceras. No hay respuestas correctas o incorrectas, las cartas y diálogos que recibís durante el juego van a variar según tus elecciones. La idea es generar preguntas, expandirlas y ver otros puntos de vista. Dudar y repreguntar sobre diferentes aspectos de las relaciones amorosas.

Un ejemplo sería: ¿Que sentís en una relación amorosa a distancia? Y las respuestas posibles serian puedo aguantarlo, no lo aguantaría mucho tiempo, podría pero estoy abierto a otras relaciones. Además, el juego siempre va a tratar de explorar más allá de cada pregunta.

Toda la historia gira en torno a la relación con tu amor y la exploración profunda del mismo, en un mundo colorido con animales amistosos que te acompañan en tu camino a través de la mente.

Los niveles: Básicamente es un juego de puzzles dividido en 3 capítulos o fases.
Cada una comienza con un barco que te deja en un Archipiélago, un conjunto de islas que funciona como “un rincón de tu mente que hay que explorar”. Cada vez que resuelvas el puzzle de la isla en la que estás (al encender un faro) despertás un molino de Agua que revela el puente o el pasaje a la isla contigua y te formula la siguiente pregunta.
Los puzzles nos proponen resolver problemas y se centran en acomodar cajas en los lugares correctos para poder atravesar o avanzar. Cajas para subir encima, ventiladores para empujarnos y flotar, puentes para llegar más lejos. Podemos agarrar las cajas manualmente o a distancia, con ayuda de un Báculo Mágico, transportar las cajas al lugar que más nos guste y ubicarlas para resolver el problema.

Las preguntas son interesantes pero nunca pude responder realmente lo que quería, se sentía que las opciones abarcaban los extremos y no siempre me representaban en lo que yo quería responder. Por eso mismo, las cartas que iba encontrando después, y que exploraban más a fondo mis respuestas, representaban mis sentimientos a medias.

Los puzzles se me volvieron repetitivos muy rápido, siendo el puzzle de las sombras dentro de los faros un buen toque de frescura. En algunas islas se nos propone ayudar o alimentar alguno de los animalitos del juego, pero no hay ningún tipo de coleccionable ni recompensa por hacerlo (tengo entendido que esto está pensando así para no distraer de las preguntas profundas).

El control: manejamos al personaje, podemos correr pero no se puede saltar, tenemos una cámara de fotos, una guitarra y un báculo mágico que nos ayuda a completar los rompecabezas que encontremos.

El control de la cámara es libre, pero se vuelve molesto en varias situaciones donde es difícil enfocar lo que queremos, y en las habitaciones cerradas, donde la cámara se vuelve bastante inmanejable.
El 80% del juego se basa en mover cajas de un lado a otro para completar los puzzles. Y el control del movimiento de cajas no se siente cómodo. Llego a cansarme muy rápido. Da la sensación de que está pensado para ser usado con el mouse de la computadora, por lo que con el control de consola se siente incómodo. Muchas veces tenía en mente qué hacer para resolver el puzzle pero el tener que usar el control para lograrlo me bajaba mucho el entusiasmo.
Un ejemplo de situaciones que me molestaron: se reutilizan mucho las mismas cajas una y otra vez, reubicándolas en la siguiente isla para ir subiendo o avanzando cada vez más. Si te caés de la pila de cajas por error o por la cámara, hay que rehacer todo desde el principio, desacomodando todas las cajas de nuevo. También el control del báculo mágico tiene detalles incómodos: te vuelve cada caja a la posición original automáticamente y es fácil equivocarse al agarrar o dejar algo.

El Arte: Los gráficos son muy coloridos y agradables, con una estética de sombreado plano (Cell Shading) que acompaña bien al juego. El diseño de personajes es simple pero agradable, las criaturas y animales que aparecen en la aventura se ven alegres y acompañan el tono del juego. El juego tiene un modo “Cámara de fotos” que nos permite tomar capturas de lo que vemos o sacarnos selfies con los distintos animalitos, y es un plus agradable.

La Música y el Sonido: la música es suave y tranquila, no es muy variada pero es suficiente. El personaje principal tiene una guitarra, con ella puedes tocar 4 acordes diferentes para hacer tonadas muy simples que en breves combinaciones afectan al espacio que lo rodea (cambia la paleta de colores, cambia el clima, etc.)

El port en la Switch: el juego parecía bien (con algunas caídas de cuadros cada tanto) pero se congeló con un error fatal 2 veces en 2hs de juego, y la segunda vez me borró más de 20 minutos de avance en el juego. No puedo recomendarlo en estas condiciones hasta que una actualización lo arregle para nuestra híbrida de Nintendo.

Conclusión: Es un juego original e inclusivo en su concepto, una aventura a través del amor resolviendo tu camino a través del rompecabezas de tu propia mente. Los personajes son agradables y combinan bien con la temática.
Jugué el juego unas 2hs y media con mi novia y la sensación que nos dejó fue que no se sentía una conexión real entre los puzzles y las preguntas. A mi parecer podría ser un buen juego exploratorio sobre la temática del amor, sin necesidad de proponer puzzles para atravesar. Podría quizás potenciar más los diálogos, las opciones, las cartas, los animales, las relaciones, los reflejos, los momentos intimistas; o podría elegir solo el camino de los puzzles y darles un poco más de variedad. Yo me inclino más por la primera ya que la propuesta del juego es original e interesante. Por otro lado, el error fatal que me borró el grabado terminó por dejarme un mal sabor de boca en lo que podría haber sido una aventura para recordar.

Mi nota 6/10

Positivo:
La temática profunda que explora.
Los animales tiernos que dan ambientación.
Las Selfies y la Guitarra.

Negativo:

El Port en Switch tiene errores graves.
Los controles se vuelven incómodos y la cámara molesta.
Siento una desconexión entre los puzzles y las preguntas.
Las preguntas no tienen punto medio.

Reseña escrita por Agustín Czyrka

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s