Crítica: Mi amigo Enzo

Por Agustín Villegas

Otra de perritos…

Éste subgenero cinematográfico de historias de perritos se volvió bastante común en está era. Tuvimos la popular ‘MARLEY Y YO’, protagonizada por Owen Wilson y al ladito salió la depresiva ‘Hachiko’, películas que abordan un lado sensible para el espectador promedio, las mortalidad. Con ‘MI AMIGO ENZO’ se va un poco mas allá, se intenta explicar la vida desde el punto de vista de un perrito (con la voz de Kevin Costner) pero dejando en su haber un realismo algo excesivo que no se mantiene por si mismo.

La historia sigue a Enzo, el perro de un piloto de carreras que se dedica a ir recapitulando las enseñanzas que fue absorbiendo en su vida junto a sus dueños. Milo Ventimiglia es Denny, el protagonista humano de la historia que en cierto punto conoce a Eve (Amanda Seyfield), iniciando una vida familiar que generara en Enzo unas cuestiones cargadas de comentarios pedantes y de fácil impacto. Los protagonistas humanos son los que barajan el drama de la historia, los escritores no dejaron mucho margen para que Enzo destaque con creatividad su condición de mascota, solo tenemos una insulsa voz de Costner explicando lo que pasa con un intento de inocencia poco creíble.

La posta es que no me emociono mucho la historia que plantea la película. Las actuaciones son solidas pero hay elementos que pudieron haber explotado mas, una mascota puede ser un problema en un principio, un problema que podría derivar en un desarrollo narrativo creativo. En este caso se desaprovecha, todo lo importante con respecto a Enzo queda de lado, situando el drama en los humanos y dejando al animalito como un espectador que mueve poco la historia.

“Mi amigo Enzo” es una película para ver con los abuelos un Domingo. Hay momentos dramáticos fuertes pero muy mezclados en una historia algo cliche y cargada de personajes aburridos. El punto mas fuerte es la segunda mitad, donde el perro intenta comprender a los personajes con una inocencia que pudo haber sido mas solida con una voz menos ronca como la de Costner. La dirección es normalita, pero la fotografía de las escenas de carreras sobresale ante todo. Si les gustan las comedias dramaticas sobre perritos les va a gustar, pero definitivamente no es para un loquito como yo.

Calificación 6/10

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s