Análisis: Ruiner para Nintendo Switch

Por Luciano Macchioli

El estudio polaco Reikon Games, junto a Devolver Digital, trajo en 2017 su primer título: Ruiner, que llegó recién este año a Nintendo Switch. Este juego es una mezcla de dos géneros bien marcados: shooter y RPG. Nos presenta un mundo futurista cyberpunk, en donde la tecnología es un parte inescindible del ser humano. Fiel reflejo de esto es nuestro protagonista que, con una máscara de luz como cara y el cerebro hackeado, tiene la misión de rescatar a su hermano que fue secuestrado. La historia de por sí no dice demasiado, pero sí encaja con el desarrollo del juego.

El gameplay es frenético y adictivo. Es cierto que la primera hora de juego puede resultar algo lenta, pero a medida que vayamos subiendo de nivel y adquiriendo nuevas habilidades, el matar enemigos y avanzar en los escenarios será muy divertido. Hay decenas de armas a disposición, evitando así la repetitividad y fortaleciendo las ganas de seguir jugando. 

Ruiner es un juego difícil, pero justo. El desenfreno de su combate hay que usarlo con inteligencia si no queremos morir una y mil veces con el mismo jefe. Dicho en otras palabras, machacar botones no nos llevará a ningún lado.

A pesar de que desde su perspectiva isométrica se muestren muchos elementos en pantalla, el rendimiento del juego no decae en ningún momento. Al ser un título que requiere de reflejos, se agradece que desde el apartado técnico no quede debiendo. Mantiene los FPS estables tanto en modo portátil como en modo televisor.

El apartado artístico, junto con su gameplay, es de lo más destacado del título. El mundo urbano que se nos presenta se ve fantástico y logra una atmósfera de desolación muy adecuada. Rebosante de neón, máquinas y personajes algo problemáticos, sirve como nexo conector entre todos los niveles de la aventura. Junto a esto, las cinemáticas se ven excelentes y ayudan a entender un poco más el trasfondo del título.

La historia principal puede ser completada en unas 6 horas, dependiendo de la habilidad de cada uno. Existe además un modo arena, que es un buen aditamento para aquellos jugadores que se hayan quedado con ganas de más.

Existen varios ejemplos de juegos de este estilo en la industria, como Hotline Miami o incluso Katana Zero. Sin embargo, Ruiner logra nutrir al género dándole su impronta, con un mundo muy bien logrado y un gameplay adictivo. Está disponible por 20 dólares en la eShop de Nintendo Switch y, sin lugar a dudas, vale la pena darle una oportunidad.

Calificación: 8/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s