Crítica: Caos: El inicio

En los últimos años pudimos ver una series de producciones que pertenecían a un subgénero ambientadas en un futuro distópico, y orientado al público juvenil. Luego del éxito que tuvo Los juegos del hambre, muchas producciones intentaron emular este fenómeno de películas también basadas en sagas literarias , aunque sin mucha suerte. Caos: El inicio, es uno de esos films que trata de sumarse a esa moda, con una historia que tiene un argumento interesante, pero que muchos de sus elementos lamentablemente no están muy bien explotados.

En este caso no podré hacer una comparación sobre si este film es fiel al material literario, porque no he leído los libros, pero si podemos decir que se trata de una trilogía en la que básicamente en un futuro, las personas fueron infectadas por algo que provoca que todos sus pensamientos sean visibles. El protagonista se encuentra en una colonia donde solo habitan hombres , y en la que viven con ese problema llamado “Ruido” pero todo cambia cuando llega una mujer sobreviviente de la colisión de una nave, y las cosas se ponen complicadas. No hay que negar que en concepto la idea es interesante, y que a su vez la ambientación lo es, ya que nos muestra un futuro, pero con un aire algo rural, que es el planeta donde se lleva a cabo los hechos. Luego está historia se reduce la típica historia romántica, dónde los personajes sienten algo en medio de todo el peligro y que a su vez nos encontramos con las típicos deseos egoístas de los hombres, que aunque tienen un arco narrativo entretenido, no aporta nada nuevo.

A la hora de hacer una producción juvenil de más de 100 millones, toca tener a actores que sean llamativos para este tipo de productos. Es así como llegó Tom Holland, uno de los actores jóvenes que está pasando un buen momento gracias a su papel de Hombre araña, acá también vemos a una actriz en principio desconocida pero que también ganó cariño y fama, siendo lo mejorcito de una renovada pero insulsa trilogía de Star Wars, Daisy Ridley. Vamos a decir que entre los personajes hay química, y que de no ser por ciertas decisiones de guión, a ambos los podemos ver cómodos y metidos en sus papeles. Luego tenemos a Mads Mikkelsen, que está ahí solo para cobrar el cheque, lo mismo que Nick Jonas, aunque este no cuenta con el registro actoral como el primer mencionado.

Chaos: El inicio, es lejos de ser una película lamentable, pero queda solo como una entretenidas aventuras que será olvidable con el paso del tiempo. Es otro fallido intento de recrear una saga literaria de ciencia ficción para jóvenes, aunque por la poca oferta que tenemos en cines, no está tan mal.

Calificación 5.5/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s