Análisis: Cozy Grove para Nintendo Switch

Por Luciano Macchioli

El año pasado, por problemas de pandemia o de otra índole, el lanzamiento de títulos grandes en Nintendo Switch estuvo lejos de alcanzar las expectativas de los jugadores. Con excepción de uno: Animal Crossing. Y es normal ver como las diversas desarrolladoras buscan utilizar una fórmula ganadora como ésta para sus propias entregas. Es por ello que Spry Fox nos trae Cozy Grove, la versión “light” de la saga de animales de Nintendo.

Lo primero que veremos es un editor de personajes bastante simple. Más allá del color de pelo, piel y ojos, poco podremos hacer para customizar a nuestra protagonista, por lo que hubiese sido mejor no contar con esta opción. 

Encarnaremos a una niña scout que desembarca en una pequeña isla con el objetivo de ayudar a diferentes fantasmas y espectros que viven en ella. Todos los días tendremos diversas tareas a completar como pescar, encontrar objetos perdidos, craftear objetos y demás. Todo esto hará que la isla vaya recuperando color, dejando atrás el inicial tono verde grisáceo.

La distribución de tareas dentro del juego es un completo desastre. Se nota que se enfocaron mucho en hacer que el juego “dure”, lo cual se agradece, pero pone limitaciones ridículas a la cantidad de cosas que se pueden hacer en un día. Luego de ayudar a dos o tres fantasmas, que nos consumirá 30 minutos como mucho, no hay una sola motivación para seguir jugando. Y no tendremos otra opción que esperar al día siguiente. Lo peor de esto es que los objetivos a cumplir son prácticamente idénticos entre sí, lo cual hace que Cozy Grove se vuelva repetitivo casi de inmediato.

Uno de los puntos altos del juego es su aparatado artístico. Los entornos en los que el jugador se mueve se ven muy bonitos, y el estilo de arte elegido para el título me parece el indicado. Sin embargo, todo esto se ve opacado por el bajísimo rendimiento técnico que esta versión nos presenta. Cada vez que la isla recupera algo de su color, los frames bajan a tal punto que la pantalla se pone estática por segundos. Un juego en 2D de vista isométrica no debería sufrir tanto por tener un puñado de elementos en pantalla, por lo que entendemos que su optimización es nula. Son cosas solucionables con parches, pero que de momento no llegan.

Sé que al comienzo de esta reseña compare a Cozy Grove con Animal Crossing. Pero es un halago que no merece. Se podría haber profundizado muchísimo más con las herramientas disponibles, pero al final del día recibimos un juego repetitivo, con poco para hacer, personajes olvidables, mal optimizado y que reduce a cero nuestra motivación para jugarlo.

Calificación: 5/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s