Análisis: Ratchet & Clank : Rift Apart

Por Marta Ros

He viajado entre dimensiones y nunca había visto nada igual. Insomniac ha sabido atraparnos y menudo golpe al soltarnos…

“TAUN” espectacular como siempre

Ratchet & Clank Una dimensión aparte es una auténtica locura. Debo confesar que no sé muy bien por dónde empezar y es que hay tanto que alabar de esta maravilla, que se hace difícil elegir el comienzo.

Voy a ir a lo “fácil” y empezar por lo primero que nos muestra el juego y es que no me canso de decirlo: el inicio del juego es una apuesta fuerte y firme que deja claro lo que nos vamos a encontrar.

En apenas 10 minutos veremos la potencia gráfica que han alcanzado y el nivel de detalle y complejidad que nos espera. Un festival de color, movimiento y variedad se muestra ante nosotros haciendo que no sepamos muy bien dónde mirar ya que todo es digno de admiración.

Cada movimiento del joystick viene acompañado de toda una comparsa de reacciones en pantalla. Nuestro pequeño lombax hace gala de una anatomía perfecta en cada movimiento a la vez que su cuerpo reacciona sin evitar detalle. Cada pelo tiene vida propia y reacciona al movimiento, al agua, al viento… 

En definitiva, luce espectacular y deja el listón muy alto de cara a sus “competidores”.

Una dimensión compleja

Para todos aquellos que no conozcan al famoso dúo, no hay de qué preocuparse pues el juego utiliza los primeros minutos de avance y tutorial como un resumen de la vida de este curioso par. Obviamente no es completo puesto que la saga está cerca de la veintena, pero sí nos sirve para ir haciéndonos una idea.

Si conocemos a Ratchet y Clank, creo que sobran las palabras. La historia, al igual que pasaba con prácticamente todas las de los otros videojuegos, es tremenda.

Tiene un malo maloso que está harto de ser machacado por estos dos así que, consigue hacerse con el dimensionador y, en pocas palabras, empiezan los problemas.

El dimensionador es un artilugio que Clank pretendía regalar a Ratchet para poder contactar con su especie a través de acceder a diversas dimensiones. Una vez que está en manos del Dr. Nefarius, acaba roto y abriendo todo tipo de portales dimensionales haciendo que estas se mezclen y distorsiones generando un verdadero caos.

Así, nuestra misión principal es dar con Nefarius y hacer que todo vuelva a la normalidad mientras aprovechamos el viaje y buscamos a más lombax.

Daremos entonces con una dimensión paralela a la nuestra, con su propio Nefarius que es la versión mejorada del nuestro y con una grata sorpresa, Rivet. La lombax que lucha contra Nefarius en su propia dimensión.

Saltando entre dimensiones

Como no podía ser de otra forma, la dinámica de juego entre dimensiones es excelente. El paso de una a otra es fluido y le da esa chispa que sin darnos cuenta le ha dado una vidilla increíble al juego.

Iremos viajando entre distintas ubicaciones y dimensiones para enfrentarnos al tan conocido plataformeo mientras repartimos tiros a todos los enemigos. Insomniac no se queda en lo de siempre y decide añadir nuevos niveles diferentes y dinámicos en los que controlamos a Clank o a Glitch, una pequeña araña hackeadora. En resumen, mantienen lo clásico que siempre gusta, pero añadiendo esos pequeños cambios para evitar la repetición o la monotonía. Una auténtica obra maestra. Y, no podíamos olvidar, la aparición de bolsillos dimensionales en los que conseguiremos algún coleccionable de los cuatro tipos que nos ofrece el juego.

Sumado a esto contamos con el uso de los portales dimensionales a nuestro antojo y, obviamente, de nuestro enorme arsenal. Un clásico en Ratchet & Clank es la enorme variedad de armas que nos ofrece, así como la posibilidad de subirlas de nivel y mejorarlas con raritanio.

No podemos olvidarnos en esta ocasión de la armadura tanto de Ratchet como de Rivet, que nos ofrecerá diversas mejoras para nuestro lombax.

En cuanto al gameplay, exprime al completo nuestra consola y, por supuesto, nuestro mando. Las armas actuarán de manera diferente dependiendo de cuánto apretemos el gatillo para disparar (similar a como lo hacía Returnal), pero no solo eso, el audio que nos ofrece el mando en consonancia con las armas es una maravilla que le da un toque genial.

El personaje reacciona de manera inmediata a nuestros movimientos incluso con una cantidad ingente de elementos en pantalla. Un movimiento suave y controlado que ayuda en gran medida a disfrutar (todavía más si es posible) de esta entrega.

La esencia lombax

En conjunto el juego es increíble y, como ya he dicho, mantiene lo clásico sumándole cosas sin que sobren o resulten incómodas.

No solo añade nuevas etapas o modos de juego, sino que nuestro personaje cuenta con nuevas herramientas y movimientos sin perder su valioso T.A.U.N entre otras armas recurrentes.

Apenas cambian detalles con respecto a la jugabilidad de títulos anteriores lo que hace que sea muy intuitivo y fácil.

Y aquí me parece que peca. Personalmente el juego presenta dos grandes carencias. Hablaré ahora de la primera y es que es sumamente fácil. A pesar de que el público que recibió el primer Ratchet ya ha crecido, no lo ha hecho así su saga.

Al contrario de lo que puede pasar con las películas de Pixar, por ejemplo, donde la historia ha ido creciendo con los espectadores, en Ratchet & Clank la dificultad, en muchas ocasiones es irrisoria. 

Yo lo jugué en dificultad normal ya que cuando me enfrento a un juego nuevo me gusta disfrutarlo sin preocuparme, pero realmente había etapas demasiado sencillas, casi regaladas, que le quitaban cierta magia al conjunto.

Aun así, sigue siendo una auténtica gozada jugarlo.

Un universo totalmente envolvente

Si gráficamente se ve espectacular (con diversas opciones elegibles al empezar) no podía quedarse atrás su apartado sonoro. La BSO es la perfecta en cada zona, aunque muchas veces pueda pasarnos desapercibida por la cantidad de balas que estamos disparando.

Por su parte, el doblaje también es idóneo. Yo lo he jugado en castellano y de verdad que está elegido a la perfección.

Destaco de aquí otro fallo, no tan notable como el que he dicho antes, pero que sí me sacaba un poco del juego y es que, si no estás mirando al personaje que habla, su voz se pierde sin más.

Esto pasa en más juegos y entiendo que en parte sea para intentar generar una verdadera inmersión, pero en un juego en el que llueven tiros por todos lados y que hay tantísimas cosas en pantalla, en ocasiones es complicado quedarnos quietos esperando a que acabe el diálogo.

Por último y este sí que para mí es el fallo más destacable y doloroso, Ratchet & Clank de momento sufre caídas y no me refiero a los FPS sino a pantallazos azules que cierran el juego en mitad de un combate o cinemática estropeando por completo la inmersión. Esto sí que me parece un fallo inviable y que deberían intentar solucionar cuanto antes para evitar que más gente lo sufra.

Conclusiones

Personalmente creo que Insomniac Games no sabe hacer juegos malos. Ratchet & Clank Una dimensión aparte es la entrada perfecta a la nueva generación, pero no hablo solo de este estudio, sino de cualquier juego en general.

Lo tiene todo y sabe exprimirlo al máximo. Un ritmo frenético potenciado por el SSD de la consola que hace que no paremos en un solo segundo.

Si bien peca de sencillo es un recomendadísimo para cualquier jugador, conozca o no la saga.

Calificación 9/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s