Análisis: Super Magbot para Nintendo Switch

Por Luciano Macchioli

Dentro de la escena indie, si el título comienza, cualquiera sea, con el logo de Team 17, nuestras expectativas respecto al mismo se incrementarán. Es que el estudio suele tener buenos ojos respecto a las novedades dentro de la industria. Esta vez su discípulo es Astral Pixel, una pequeña desarrolladora barcelonesa que cuenta con una única entrega, la que hoy nos cita. Veamos qué tal está.

La historia comienza en una galaxia, donde emerge la estrella Magnetia, desparramando miles de imanes por todos los planetas. Lamentablemente, este enorme poder llego a oídos de Magsteroid, un asteroide malvado. Sediento de poder, buscará absorber el poder de esta gran estrella y así conquistar el universo. Para evitarlo, nuestro héroe Super Magbot deberá reunir todos los fragmentos estelares y recuperar la paz. ¿Alguien entendió algo? Yo tampoco. Pero la historia es sólo una excusa y en lo que debemos centrarnos es en la jugabilidad.

Nuestro entorno de juego va a ser niveles de una sola pantalla que, debo destacar, están excelentemente diseñados. Pero lo que más destaca dentro del gameplay es que no podemos saltar, algo rarísimo en un título plataformero. Para suplir con esta función, contamos con un arma magnética que, al relacionarse con diferentes superficies, nos permite “algo así” como saltar. Los niveles pueden superarse en entre 5 y 20 segundos, mostrando un marcador con nuestro récord y con algunos fragmentos a modo de coleccionables. Éstos comienzan siendo fáciles, pero a medida que avanzamos pueden volverse un desafío. Vamos a necesitar de la prueba y error, porque es un juego que se presta mucho a la memoria y a los reflejos, más que a la habilidad.

El píxel art no es uno más del montón, sino que cuida cada detalle del entorno y de nuestro protagonista. Le guardo cierto cariño porque me recuerda a Celeste, uno de mis videojuegos favoritos. La banda sonora acompaña de manera correcta, pero no está ni cerca de ser memorable.

Los problemas con Super Magbot comienzan a la hora de juego. Es que… no tiene mucho sentido seguir jugando. A medida que avanzamos en los niveles, los cambios en las mecánicas son pocos o nulos, volviéndose rápidamente repetitivo. Y en un juego que de milagro rasca las 4 horas de duración, eso es un inconveniente digno de mencionar.

Por lo demás, el trabajo hecho por Astral Pixel es correcto. No reinventa la rueda, pero nos ameniza la tardecita o dos que nos llevará completar su título. Lo tenemos disponible en la eShop de Nintendo Switch por 18 dólares.

Calificación: 7/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s