Crítica: El escuadrón suicida

Por Jorge Marchisio

Si había una facción de personajes salida del comic, que no merecían tener el film que tuvieron en su momento, era el Escuadrón Suicida. Ahora de la mano de James Gunn, este equipo de villanos clase b que deben trabajar para el gobierno, tiene una nueva oportunidad en el cine ¿La segunda es la vencida?

La historia retoma las tareas del Escuadrón Suicida, ahora teniendo que ir a la isla de Corto Maltes, para sabotear unas instalaciones militares, luego de que el ejercito diera un golpe de estado, intentando usar los misteriosos experimentos en contra de los Estados Unidos.

La trama, como pueden ver, es por demás sencilla. En este sentido James Gunn decidido ser honesto, y no hacer algo rebuscado. Pero con eso, no decimos que la historia sea floja, ya que, dentro de esa simpleza, se encuentra una brutal critica a como se suele comportar Norteamérica con respecto a países que pueden resultarle un problema; mostrándose inicialmente como los salvadores del mundo, y luego dándole igual que les pasa a los civiles, siempre y cuando los intereses del gobierno de turno no corran peligro.

Algo de lo que quizás muchos se temían, es que de nuevo Harley Quinn tenga un innecesario protagonismo. Y podemos decirles que la payasita tiene el tiempo suficiente en pantalla, dejándole el lugar principal a Idris Elba. Su Bloodsport es de lo mejor de la película, y la dupla que hace con un sorpresivo y bien actuado John Cena, va a sacarle más de una risa a varios; en especial cuando ambos personajes (Bloodsport y Peacemaker) compitan para ver quien es el mejor asesino del equipo.

Pero la película no es perfecta. James Gunn tomó la decisión de no contar la historia de forma lineal, con la trama dando pequeños saltos al pasado casi de forma constante. A veces esto funciona, pero en esta ocasión, lo único que se logra es cortar el ritmo del film, incluso a veces interrumpiendo momentos de acción.

A eso debemos sumarles que algunos personajes se sienten desperdiciados.  Hacemos foco, sobre todo, en King Shark, quien es utilizado como el Groot del grupo. Es decir, el bicho en cgi que se comporta como un niño pese a ser una fuerza bruta de la naturaleza. Una lastima que a Stallone no se lo explotara más en su trabajo vocal.

Escuadrón Suicida se establece como de lo mejor que nos dio un DCEU que no se sabe que rumbo va a tomar. Si bien no tenia mucha competencia (en especial con su predecesora), es una buena película por méritos propios, pese a las obvias comparaciones. 

Calificación 8/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s