Análisis: The Serpent Rogue para Nintendo Switch



Por Luciano Macchioli

Team 17 siempre se caracterizó por apostar en las desarrolladoras que buscan algo diferente. En ocasiones, nos han traído joyas atemporales, como Overcooked, Moving Out y Blasphemous, entre otros. Sin embargo, también existieron momentos en que se pasaron de innovadores.
El elegido en este caso es el estudio ucraniano Sengi Games con su proyecto más reciente: The Serpent Rogue.


La historia se presenta de manera muy confusa: habla de la infinita armonía que vemos en una serpiente que se muerde la cola y cómo al romperse ese ciclo perfecto, los seres vivos del planeta se verán corrompidos. A través de nuestro protagonista, deberemos eliminar la corrupción del mundo y encausarlo nuevamente en un ciclo perfecto. No es que tenga algo contra las analogías, pero si llevo media hora con el mando en las manos y todavía no se sabe si es un plataformero, un RPG o un juego de fútbol, es porque el inicio es, como mínimo, desordenado.
Luego de este montón de nada, entenderemos que es una aventura de generación procedural en la que el crafteo tendrá el protagonismo, aunque es uno bastante deslucido…


La fabricación de pociones será importantísima y esta sí cumple con un mínimo de variantes para que tenga sentido su existencia. No pasa lo mismo con el armamento, que es muy limitado.
Y si hablamos de armas, tenemos que hablar del sistema de combate: uno de los más olvidables y toscos que tuve la oportunidad de probar. Los movimientos de nuestro protagonista son extremadamente simples, no podremos “dashear”, sólo correr alrededor de los enemigos y asestar golpes simples o cargados. La utilización de pociones le da cierta chispa de gracia, pero se queda lejísimos del aprobado.
El diseño de los enemigos, al fin, está bien logrado. Tendremos a disposición de un bestiario en el que tendremos datos de los mismos, las formas de dominarlos y demás detalles.
El apartado artístico es aceptable. Los entornos están bien adaptados y la paleta de colores oscura ambienta de manera indicada esa corrupción que se supone está presente.
A veces, uno no logra explicarse por qué títulos increíbles pasan bajo el radar de la mayoría de jugadores. Otras veces, como en este caso, se explica perfectamente. The Serpent Rogue es un título que no propone nada nuevo. Utiliza fórmulas vistas cientos de veces, pero peor ejecutadas. No es un título que pueda recomendar.


Basta de querer robar con lo visualmente llamativo. Si el presupuesto es limitado, como se aprecia en este caso, enfóquense en pulir una jugabilidad que sea disfrutable. Porque por lindo que resulte, si el juego aburre, quedará olvidado en cuanta biblioteca se encuentre.


Calificación: 4/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s