Reseña: Solo llamé para decirte que te amo

Patricia vive con sus hijos mellizos, su madre, su hermana y la novia de uno de los hijos. Ella lleva la casa adelante. Hoy recibirá un llamado que cambiará su vida y la enfrentará a su familia para siempre. Es domingo a la tarde, Patricia está sentada en su comedor, antiguo, el mismo desde que iba al colegio. De repente suena el teléfono, y es Kiko, un amor de su adolescencia que ha vuelto de México en una visita corta, pero quiere verla, y pasará esa misma tarde a compartir unos mates con ella. Patricia se encuentra muy emocionada por este encuentro, aunque sabe que le será difícil un encuentro tranquilo ya que su casa es un caos. Ella es docente, madre mellizos ya grandes y haraganes, quienes en vez de aportar al hogar, por lo contrario, le gastan todo su dinero. También conviven en la misma casa su hermana Maricel, una gruñona quién se cree dueña de la verdad, y lo único que hace vender productos por catálogo, que nunca le terminan de pagar. La abuela, una mujer completamente desubicada para su edad, y también con Camila, que es la novia de uno los chicos. Pese a todo esto, Patricia organiza la casa, y les pide ayuda para cambiar su aspecto descuidado y pasar una linda tarde junto a ese viejo amor, quien será un disparador para que tome decisiones drásticas y evalúe si continuar con su triste presente. Sólo llamé para decirte amo, es una obra con dramaturgia y dirección de Nelson Valente, creada en la 1° edición de “El 25 va a tu casa” ciclo producido en 2016 por el Centro Cultural 25 de Mayo, a través de una convocatoria abierta, se seleccionaron ocho casas de vecinos de Villa Urquiza,quienes abrieron las puertas de su hogar para “dar sala” a las funciones de vecinos de una obra diseñada especialmente para adaptarse a domicilios particulares, quienes pudieron ser anfitriones por un día de una experiencia teatral que transformó la percepción de su propio hogar. En el marco de este proyecto, Valente creó en 12 intensos ensayos, esta obra, capaz de adaptarse a diversas arquitecturas de las casas elegidas. Una obra que demuestra lo cotidiano de una familia, que con un humor efectivo, logra trasladar al espectador a ese viejo living, y tomar posición en cuanto a cada personaje. Es muy fácil reconocer la desdicha de Patricia, de sentirse parte de ese mundo. Un elenco en el que se destacan todas las actuaciones, con una naturalidad que nos hace participe de las acciones, con diálogos claros, todas las conversaciones de estos personajes tienen un sentido que hacen a la historia y al comportamiento de cada uno. Valente una vez más, elige la familia como eje principal de las obras, la violencia naturalizada en los hogares, la mezquindad y el egoísmo de los personajes se viven a flor de piel enuna obra conmovedora.

Anuncios

Deja un comentario